Automovilismo, Edición Impresa, El Hincha

a lo campeón

Canapino ganó en el Juan Manuel Fangio


El campeón a lo campeón. Como el sábado lo fue Facundo Ardusso mostrando un andar sólido y contundente, este domingo el que demostró la chapa fue Agustín Canapino. El arrecifeño dejó en claro desde la mañana, en la clasificación, que tenía un Chevrolet Cruze ‘picante’ al quedarse con la pole y luego con la segunda carrera del Súper TC2000 en el autódromo Juan Manuel Fangio.

Canapino ganó de semáforo a bandera, casi sin pasar sobresaltos, pues la puesta a punto del Cruze fue perfecta y porque los perseguidores no tuvieron con qué pelearle.

Así, segundo culminó Ardusso (el gran ganador del fin de semana tras vencer el sábado) y Matías Rossi subió al tercer escalón del podio con el Toyota Corolla.

Esta vez, a diferencia del sábado, el sol fue el gran protagonista de la jornada junto a las más de 25.000 personas que dijeron presente apoyando al automovilismo en la ciudad.

La emoción estuvo atrás, con varios pelotones que armaban pilotos en busca de ascender en el clasificador. Hubo despistes, abandonos y chapa a chapa. Mientras, adelante nada pasaba, pues el trío que comandaba la carrera se escapaba del resto.

Todo parecía indicar que se iba a llegar sin novedades a la bandera a cuadros, pero en la vuelta 26 (a cinco del final) debió ingresar el Auto de Seguridad para permitir la remoción del Citroën C4 Lounge de Martín Moggia. Tras dos giros, la bandera verde se agitó, y Canapino aceleró más que el resto para encaminarse a su primer éxito en la categoría más tecnológica del país y de Sudamérica.

Con los puntos conseguidos en el Fangio, Canapino se erigió como el nuevo puntero del campeonato, pero seguido de cerca (a sólo 2,5 puntos) del parejense Ardusso.

Damián Fineschi, Leonel Pernía, Bruno Etman, Facundo Chapur, Matías Milla, Luis José Di Palma y Emiliano Spataro completaron los diez primeros lugares.

Una fiesta en las tribunas

Más de 30.000 personas pasaron el fin de semana por el autódromo local, demostrando que Rosario es una de las plazas más importantes del país. Este domingo desde las 7, siendo de noche, ya centenas de fanáticos espera por ingresar al predio. Y minutos antes de la largada no había lugares disponibles en las tribunas. Seis años después de su reapertura, el Fangio sigue convocando una pasión sin límites.

Comentarios