El Hincha

Básquet

Campeonato Argentino: Santa Fe, subcampeón en Neuquén


Se suele decir que nadie recuerda a los subcampeones. Y puede ser que sea cierto, sobre todo en un país tan exitista como es Argentina, pero es muy probable que este equipo de Santa Fe quede en la memoria colectiva de los seguidores del básquet provincial, porque desde la incertidumbre y el temor por no contar con muchos jugadores de renombre, los chicos forjaron una identidad, realizaron una campaña brillante y llegaron hasta el segundo lugar del Argentino de Neuquén. Es más, forjaron el apodo de los Pura Sangre, que se instaló y ya es marca registrada. También es verdad que fue la cuarta derrota seguida en una final, pero eso no le quita nada de brillo a la actuación santafesina.

Hubo tres minutos fatídicos, o un poco más, fueron en el cierre del segundo cuarto, cuando Santa Fe se quedó sin gol, y cuando Neuquén metió todo desde la larga distancia. El tanteador de los santafesinos se clavó en 40 y los locales metieron racha de 17 a 2 para que delire el mítico Ruca Che, aquel de las epopeyas argentinas. El increíble Mario Sepúlveda, dueño ahora de los dos títulos neuquinos (el otro fue en el 95) y la nueva guardia que encabeza Julián Ruiz fueron algunos de los héroes locales, ante un Santa Fe que esta vez no estuvo bien en defensa y que en el duelo de dar y recibir permanentemente falló en ese ratito y nunca pudo recuperarse.

Antes y después fue todo paridad, emoción y buen juego, pero aunque remó para reaccionar, Santa Fe nunca pudo terminar de asestar el golpe.

Fue 95 a 81 para Neuquén, cuarta final perdida para Santa Fe, que desde 2010 no se baja de semifinales. Y aplauso enorme para los Pura Sangre, que desafiando a las costumbres arraigadas quedarán en la memoria como un equipo que emocionó a su provincia, incluso a muchísimos kilómetros de distancia.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios