Ciudad, Coronavirus

Segunda ola

Camas críticas colapsadas: 99% ocupadas en el sector público y quedan libres un 3% en el privado

La directora del Hospital Provincial, Teresita Ghío, contó en conferencia de prensa que en el efector que gestiona está al tope. Las 27 camas críticas de la terapia intensiva están ocupadas y se montó una terapia intermedia en la guardia con otras seis camas


La ocupación de camas en el sector público está colmada y en el sector privado sólo quedan un 3 por ciento de camas críticas. Los datos fueron publicados el lunes a la noche por la secretaria de Salud.

La Secretaría de Salud municipal informó que la ocupación de camas críticasdel sector público alcanzó el 99 por ciento, con ocupación del 90 por ciento de generales y del 37 por ciento de las camas “covid”. Es la cifra más alta en toda la pandemia de coronavirus.

El sector privado sólo contaba anoche con un 3 por ciento de camas críticas y pese en que algunos efectores se agregaron respiradores, ya que Nación envió 29 a la provincia, rápidamente se usaron. De todos modos, el secretario de Salud Leonardo Caruana valoró el ritmo de vacunación a los adultos mayores y dijo que resta inmunizar entre 15 mil y 18 mil mayores 60 años rosarinos cuando la capacidad inocular es de 25 mil dosis por semana. Si las vacunas están disponibles, “en una semana podríamos tener el 100% de los mayores de 60 alcanzados y después seguir con las personas de 18 a 59 años con factores de riesgo”.

 

“Venimos transitando semanas con la ocupación de camas por encima del 90 por ciento. Con altibajos pero sobre un sistema con un estrés muy importante y con valores superiores al 95%”, dijo el secretario de Salud municipal Leonardo Caruana  a Cada Día (El Tres). Y detalló que hay tensiones en el sistema de salud producto de la ocupación casi total de las terapias, con un pico del 99 por ciento informado este lunes. De todos modos aseguró que no hay colapso en el sistema porque nadie se queda sin atender. Sin embargo, habló de una saturación “muy estable” y pese a que otros indicadores, como el ritmo de los contagios, se estancaron o empezaron a descender, la realidad es que todavía no se da “un descenso de camas ocupadas”.

“El estrés también se da en los servicios de emergencia y hay ampliaciones que el Ministerio de Salud de la provincia ha tomado para que el acceso sea lo más rápido posible y atenuar el impacto de las demoras”, afirmó y señaló que hubo un “descenso de siniestralidad” sobre todo por las restricciones nocturnas.

Por su parte, la directora del Hospital Provincial, Teresita Ghío, contó en conferencia de prensa que en el efector que gestiona está al tope. Las 27 camas críticas de la terapia intensiva están ocupadas y se montó una terapia intermedia en la guardia con otras seis camas; cuatro de ellas tiene respiradores y las otras dos, oxígeno. “El fin de semana tuvimos cinco ambulancias esperando para ingresar pacientes, se sumaron dos baleados y una paciente de 30 años murió por coronavirus. La gente debe entender que acá ingresan casos con fiebre y a las dos horas están intubados”, explicó Ghío.

También detalló que las personas a las que se atienden son más jóvenes y el virus mucho más virulento. Dijo que el personal de salud está agotado y destacó la falta de empatía ya que por un lado está la realidad que se vive en los hospitales y por otro lado se ve los parques repletos de gente.

 

 

 

 

 

Rosario tuvo 458 casos de coronavirus este lunes de los 1.369 que sumó la provincia de Santa Fe

Comentarios