Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

Acústico

Calamaro muestra su disco en formato acústico

El Salmón presentará su reciente “The Romaphonic Sessions”, que ya tiene entradas agotadas; Este domingo, a partir de las 21.30, en el Teatro Broadway.


De la mano de su gira Licencia para cantar, esta noche, desde las 21.30 y con entradas totalmente agotadas desde hace varios días, se presentará en Rosario Andrés Calamaro. El Salmón vuelve a la ciudad, al teatro Broadway en el marco de una gira en la que presenta canciones de su última producción, The Romaphonic Sessions, un disco grabado en “dos tardes” junto al pianista Germán Wiedemer y que ahora adopta el formato de concierto acústico.

Se trata de una gira acústica inaudita en su carrera, donde además recorrerá sus mejores canciones escritas tanto en solitario como en su paso por Los Rodríguez, acompañado por el trío de músicos Germán Wiedemer (piano), Antonio Toño Miguel (contrabajo) y Martín Bruhn (percusión).

Los artistas eligieron canciones habituales del repertorio eléctrico para adaptarlas a una dinámica distinta y despojada, asimismo reinterpretaron repertorio que consideraron valioso por sus cualidades poéticas o armónicas, recuperando temas que, en anteriores ocasiones, Calamaro interpretó en grabaciones o en directo con artistas de la categoría de Hugo Fattoruso, Litto Nebbia, Juanjo Domínguez, Jerry González y Los Rodríguez.

En su calidad de grabación “accidental”, las sesiones de Romaphonic se presentan y se ofrecen dentro de la colección de “Grabaciones Encontradas”, que encuentra así una continuidad después de los volúmenes uno y dos publicados el siglo pasado. La gira Licencia para cantar comenzó en Córdoba el viernes y continuará esta noche en Rosario antes de llegar al norte del país, Bogotá y Medellín. Según Calamaro, “estas grabaciones me resultaron interesantes por su espontaneidad y pureza, lejos de los elementos de una grabación actual. El sonido de estas grabaciones recuerda a las grabaciones de jazz realizadas en la década de los años cincuenta, cuando los músicos se reunían, acordaban un repertorio y grababan con las prestaciones de la época”.

Comentarios