Coronavirus, Política

La grieta en la pandemia

Cafiero y Alfonsín coinciden en la intencionalidad política en las protestas anticurentena

El jefe de Gabinete aseguró que “el gobierno siempre escucha y tiene en cuenta las voces las entendamos o no". El designado embajador en España, Ricardo Alfonsín coincidió y dijo que le "preocupa la posición de Cambiemos incluso del radicalismo por la postura adoptada frente al aislamiento"


El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró este domingo que el gobierno “siempre escucha y tiene en cuenta las voces” y los reclamos de la gente, pero señaló que en las protestas anticuarentena ve “alguna intencionalidad política con esta lógica de la infectadura.

Similar postura tuvo el designado embajador en España, el radical Ricardo Alfonsín, al sostener que dentro de su propio partido hay posturas “inspiradas más en especulaciones electorales”.

Con relación a las protestas de este sábado, Cafiero dijo que en el gobierno “siempre escuchamos las voces emergentes, las entendamos o no” y remarcó que “eran bastante distintas” las que se escucharon ayer (por este sábado) en “porque había comerciantes de la ciudad de Buenos Aires que no pueden reanudar sus actividades, reclamos de médicos y enfermeros en algunas provincias por falta de insumos”, pero también “había una intencionalidad política con esta lógica de que esto es una infectadura” de parte de algunos sectores.

Políticos, científicos, artistas e intelectuales, entre los que había varios ex funcionarios del gobierno anterior, emitieron un documento en el cual advierten que hay “una infectadura” y que “la democracia está en peligro, posiblemente como no lo estuvo desde 1983”, que “el equilibrio entre los poderes ha sido desmantelado”, que “el Congreso funciona discontinuado y la Justicia ha decidido una insólita extensión de la feria, autoexcluyéndose de la coyuntura que vive el país”.

“No coincidimos para nada con ese documento que se firmó diciendo que en Argentina hay una infectadura. Una de las diferencias fundamentales entre las democracias y las dictaduras es que en las primeras se intenta cuidar la vida de las personas. Y ese es el camino que nosotros elegimos. Cuando la democracia cuida la vida, en vez de estar en riesgo, se fortalece mucho”, aseveró Cafiero.

En ese contexto, el funcionario planteó que el coronavirus “es democrático para expandirse, pero es clasista para contar los muertos”, y agregó: “Cuando mirás en todo el mundo, la gran mayoría de las muertes son de trabajadores, de gente de barrios humildes, de inmigrantes”.

“Lo primero que les digo es que se cuiden, necesitamos continuar con las medidas de distanciamiento. Hay otras formas de manifestarse, de llegar. Este es un gobierno que escucha. Lo hemos hecho a gran escala, desarrollar herramientas para las familias. Hemos escuchado el reclamo de empresarios que no han podido facturar”, puntualizó el jefe de Gabinete.

También opinó sobre las declaraciones del ministro de la Corte Ricardo Lorenzetti y en ese sentido señaló que el juez “planteó que tiene que haber plazos de la cuarentena y eso se cumplen con cada DNU que se fue dictando” por el Poder Ejecutivo.

Cafiero dijo que la pandemia del coronavirus generó “una angustia que todos padecemos y que nos complicó la vida a todos y al gobierno, que tenía pensado aplicar políticas de reactivación productiva, desarrollo y distributivas, y nos vimos envueltos en trabajar sobre una emergencia sanitaria global”.

“Este es un gobierno con otras prioridades, por ejemplo le sacamos 77 millones de pesos de gastos reservados a la AFI para destinarlos al sistema sanitario. Con esa plata espiaban a políticos y a periodistas en el gobierno anterior”.

“No creo que Macri aporte algo”

El jefe de Gabinete también fue consultado en la entrevista de Radio Mitre si estaba previsto convocar al ex presidente Maurico Macri y en ese sentido apuntó que “no creo que Macri tenga mucho para aportar en este momento. De hecho, cuando tuvo que hablar sobre la pandemia, dijo que el populismo era más peligroso que el coronavirus. ¿Qué aporte podemos esperar de alguien que dice eso?”.

Sobre otros dirigentes que realizan una dura oposición al gobierno, Cafiero señaló que el hecho de que Patricia Bullrich acuse al infectólogo Pedro Cahn de terrorista “es algo que no deja de sorprenderme”.

“Mientras hay dirigentes de todos los partidos que están trabajando juntos para cuidar a la ciudadanía, hay otros dirigentes que descalifican y dicen cualquier cosa con tal de tener algún minuto en la televisión”, completó.

“Hay especulaciones políticas”

Por su parte, el radical Ricardo Alfonsín, designado embajador en España, señaló que dentro de su partido hay posiciones “inspiradas más en especulaciones electorales” y consideró que “cuando la política define sus posiciones en virtud de especulaciones electorales en lugar de lo que es mejor para el país” es cuando hay que preocuparse, en diálogo con radio Continental.

Sin embargo destacó la actitud de los gobernadores radicales de Jujuy, Mendoza y Corrientes, a quienes elogió, porque consideró que “han tenido una actitud de mucha colaboración y mucha cooperación” en medio de la pandemia.

Con respecto a su designación como embajador, Alfonsín recordó en primer lugar que si bien su pliego está presentado, todavía no obtuvo el acuerdo del Senado debido al parate impuesto por el coronavirus.

“Me preocupa la falta de comprensión por parte de personas e instituciones que deberían cumplir un rol muy distinto al que están cumpliendo en circunstancias como ésta”, dijo Alfonsín, y agregó: “Me refiero a las actitudes de algunos dirigentes de Cambiemos, de mi propio partido”.

Además, consultado sobre las movilizaciones a Plaza de Mayo y otras protestas en contra del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno, consideró que “Dios los cría y el viento los amontona”.

También remarcó que escuchó en esas protestas que hay gente que “dice que el coronavirus no existe, y eso no es serio”.

“Es como mucha gente que cree que la tierra es plana. No demos un debate público en los medios. Ya eso está resuelto por la ciencia”, comparó.

Finalmente consultado por la aplicación de un impuesto a la riqueza, Alfonsín (hijo del ex presidente Raúl Alfonsín) opinó que “desde lo ético es justo” y “después viene la discusión técnica”.

“Todos los argumentos que he escuchado en contra son falaces”, dijo además sobre las objeciones al proyecto oficialista.

Como ejemplo de esas políticas puso el New Deal llevado adelante en Estados Unidos por el presidente Franklin D. Roosevelt en la década del 30.

Comentarios