Policiales

Sin códigos, ni piedad

Cae sospechado por la ejecución de joven pareja y su beba en Empalme Graneros

El apresado tiene 22 años y fue apresado este jueves pasadas las 13 por personal de Homicidios de la AIC cuando caminaba por Cabal al 1300 bis, a sólo cuatro cuadras de donde ocurrió el triple crimen. También está sindicado como el autor de las amenazas a familiares de las víctimas


Cristopher, Florencia junto a Chelsi, de 1 años y 11 meses, fueron asesinado en Génova al 5600

Un joven de 22 años fue detenido este jueves por su presunta participación en el triple crimen de una pareja y su beba, acribillados a balazos el 16 de febrero pasado en Génova al 5600, informaron voceros judiciales para agregar que también está sindicado por las “posteriores amenazas a familiares de las víctimas”.

De acuerdo con fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el fiscal Adrián Spelta ordenó medidas al personal de la División Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quien detuvo al sospechoso de 22 años este jueves pasadas las 13 cuando caminaba por Cabal al 1300 bis, a sólo cuatro cuadras de donde ocurrió el triple crimen.

Desde Fiscalía no brindaron la identidad del sospechoso y señalaron en los próximos días se realizará la audiencia imputativa donde se conocerá su rol en los homicidios de Florencia Naomi Corvalán, de 23, su beba de un año y 11 meses, Adelahi Chelsi; y la pareja de la joven, Cristopher Nahuel Albornoz, de 21.

Las sospechas apuntan a que el ahora detenido tuvo participación en el hecho y también en amenazas posteriores a familiares de las víctimas, describieron voceros relacionados al caso.

El triple crimen ocurrió el 16 de febrero pasado a las 21.30 en Génova al 5600 donde los ocupantes de un auto acribillaron a balazos a la joven pareja y a su pequeña hija. En el lugar, los pesquisas recolectaron 12 vainas servidas calibre 9 milímetros y no dudaron en plantear como hipótesis del móvil el comercio de drogas debido a que el muchacho es hijo de un hombre con una causa por tráfico de estupefacientes.

A raíz de los disparos, Florencia y Chelsi fallecieron, mientras que Cristopher murió pasadas las 23 en el hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

Los investigadores vincularon el triple crimen a un presunto ajuste de cuentas narco ya que el padre del joven asesinado, Miguel Ángel “Caracú” Albornoz, cumple prisión domiciliaria en una causa en la que está procesado por comercio de estupefacientes. Caracú, de 72 años, ya había recibido falta de mérito en otra causa federal por drogas y ante los medios de comunicación aseguró que este último expediente se lo armaron porque denunció a un policía.

Esa misma semana, Caracú volvió a aparecer ante las cámaras de televisión para denunciar que un joven pasó por su casa en moto, se paró frente a su casa y se levantó la remera para que viera un arma en clara señal de amenaza.

Sin piedad ni códigos: destino fatal para una joven familia

Comentarios