Policiales

Cae narcobanda: su líder vivía en exclusivo Olivos Golf Club

Al avanzar la pesquisa, se recopiló información que probaba la existencia de esta organización criminal y que tenía nexos internacionales.


Una banda que tenía una red de laboratorios narco en la zona metropolitana y cuyo presunto líder reside en el exclusivo Olivos Golf Club del partido bonaerense de Malvinas Argentinas, fue desbaratada este viernes luego de allanamientos en ese country y en diferentes barrios porteños, donde se hallaron tres cocinas de cocaína.

Fuentes judiciales informaron que en los operativos se detuvo a seis miembros de la organización y se decomisaron 25 paquetes de esa droga y gran cantidad de dólares, armas y vehículos tras las órdenes de registro libradas por el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena.

La investigación se inició hace algunos meses, cuando se detectó la operatoria de una banda integrada por narcos colombianos, bolivianos y argentinos que producía y comercializaba estupefacientes en diferentes puntos de la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Villena y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), a cargo de Diego Iglesias, ordenaron distintas tareas de inteligencia a la Gendarmería Nacional, que en la pesquisa contó con la colaboración de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la agencia antidrogas estadounidense, DEA, indicó el Ministerio de Seguridad.

Al avanzar la pesquisa, se recopiló información que probaba la existencia de esta organización criminal y que tenía nexos internacionales.

Este viernes por la mañana, se iniciaron los allanamientos, uno de ellos en una cocina de droga que funcionaba en una vivienda de la avenida Emilio Castro en Villa Luro, donde se detuvo a un ciudadano colombiano y se encontraron 25 paquetes de cocaína.

Se trata de un experto químico que se dedica a estirar cocaína de máxima pureza, con la particularidad de que logra mantener la calidad de la droga, explicó un investigador.

Posteriormente, se realizó el allanamiento en el country Olivos Golf Club, situado en la colectora oeste de la ruta Panamericana, ramal Pilar, kilómetro 32, de la localidad de Pablo Nogués, partido de Malvinas Argentinas, en el norte del conurbano.

Allí, los gendarmes detuvieron a un hombre que figura como despachante de Aduana, pero aparentemente no se dedica a esa actividad y es señalado como el líder de la organización.

Según las fuentes, este sospechoso le alquiló una casa en el barrio privado a un famoso representante de actrices y modelos para montar sus operaciones allí, aunque es materia de investigación si éste estaba al tanto de lo que sucedía en la propiedad.

Además, en el mismo country se allanó otro domicilio donde se incautaron nueve bidones de productos químicos, una pistola Beretta calibre 22, un auto BMW y una moto de alta cilindrada.

La llegada de los gendarmes al exclusivo barrio, fundado en 1926 por un grupo de treinta golfistas y que hasta 1950 funcionó en Olivos, alteró la tranquilidad del lugar, donde funciona una de las mejores canchas del país, con 18 hoyos y de estilo británico.

Según el Ministerio de Seguridad, el resto de los operativos se efectuaron en domicilios de los barrios porteños de Belgrano, Palermo y Villa del Parque, y en la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga, partido de La Matanza.

En Simbrón 3008 de Villa Luzuriaga se apresó a dos hombres y una mujer argentinos, uno de los cuales estaba dentro de un rodado, que se sospecha que eran los que traían la cocaína desde Bolivia.

En tanto, en la avenida Cabildo al 3500, de Belgrano, se identificó y detuvo a otro sospechoso colombiano y en un domicilio de la calle Cortina, en Versalles, se secuestró un rodado Renault Sandero y documentación de interés para la causa; además hay apresada una mujer boliviana. Todos los detenidos serán indagados hoy por el juez Villena.

Los allanamientos, que pasadas las 19.30 de ayer no habían finalizado, habían arrojado la incautación de seis autos, motos, armas, elementos de corte, prensas, sorbato de potasio, 30 litros de acetona, balanzas de precisión, caloventores, microondas, varios celulares, tablets, notebooks, gran cantidad de dólares, pesos argentinos y bolivianos y facturas.

Si te gustó esta nota, compartila