Policiales

¿Una ganga?

Cae banda de estafadores por ventas truchas en la web

Anunciaban en sitios de internet ofertas de productos como motores de embarcaciones, televisores, aires acondicionados o play station IV con precios por debajo del 50 por ciento del valor real del mercado. Pero luego de cobrar la transferencia desaparecían. Hoy detuvieron a los seis miembros


La Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a seis personas sospechadas de asociación ilícita y estafas.

Este miércoles la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a seis personas sospechadas de asociación ilícita y estafas durante un operativo donde secuestró 40 teléfonos celulares, 10 computadores de escritorio, 10 notebook, 70.000 pesos, un automóvil Fiat punto y una moto Honda CG Titán. La pesquisa está a cargo de la fiscal Valeria Haurigot, quien mencionó que las estafas realizadas suman un monto que rondan los 900 mil pesos.

Fuentes del caso informaron que la investigación comenzó hace tres meses y contó con escuchas telefónicas de las que se desprendió que “la banda de estafadores operaba organizadamente, manteniéndose en el tiempo, ejerciendo cada uno de sus integrantes y participes de la maniobra fraudulenta, roles predeterminados, bajo el mando de un único líder, que es la cabeza y el compositor de semejante artimaña”.

La misma fuente informó que a lo largo de la pesquisa la banda se apoderó “de sumas considerables de dinero tras  embaucar a más de 25 personas de diferentes puntos del país”.

Una de las pruebas que tiene la Fiscalía son los informes de la empresa Wester Union “en los que consta que durante el año en curso se apropiaron de unos 887.958 pesos”.

La maniobra, según la investigación, consistía en realizar publicaciones en diversos sitios web de anuncios clasificados, como OLX y Rosario Garaje, con ofertas de productos de diverso tipo: motores de embarcaciones, televisores, aires acondicionados, play station IV, todos a precios atractivos ya que los publicaban por debajo del 50 por ciento del valor real del mercado.

Para concretar la maniobra, los embaucadores publicaban números de teléfonos de contacto con nombres de empresas inexistentes. Luego de captar la atención del interesado por teléfono, el timador desplegaba una puesta en escena, basada en añagazas.

En general, según la Fiscalía, “el estafador comienza manifestando tener una empresa importadora mayorista que importa desde barricas de vino hasta motores de embarcaciones. Luego al explicar el bajo valor del producto que ofrece a la venta, aduce que están libres de impuestos, sin IVA ni ingresos brutos, que vende minorista a precio mayorista porque le queda poco stop”.

Después, “una vez que induce al posible error de su viable víctima, el embustero propone diversas alternativas para que se concrete la operación, siendo la más seductora y económica para la víctima la posibilidad de realizar el pago en su totalidad (o seña) con una trasferencia por western unión – pago fácil”. El ardid termina cuando la víctima deposita el dinero.

Según la Fiscalía, a través de esta investigación “logró individualizar a todos los miembros de la organización, destacando que se estableció que los mismos residen en el partido de San Isidro, provincia de Buenos Aires”. A través de un exhorto judicial, se ordenaron allanamientos, detenciones y secuestros, que llevaron a cabo junto a la DDI San Isidro, de la Policía de Provincia de Buenos Aires, y con la cooperación de Personal de Escuchas Directas de la Dirección de Asistencia Judicial.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios