Policiales

Operativo de la TOE

Cae armado en la zona sur y lo vinculan al clan Funes

En el departamento de Cerrito y Beruti, donde cayeron los sospechosos, hallaron dos pistolas: una calibre 45 y otra 22


Un muchacho de 25 años y su madre de 41 quedaron detenidos este martes por la mañana en el marco de dos allanamientos realizados por el personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en barrio República de la Sexta. Las fuerzas provinciales estaban detrás del joven por tenencias de armas. En el departamento de Cerrito y Beruti, donde cayeron los sospechosos, hallaron dos pistolas: una calibre 45 y otra 22. Además, las fuentes indicaron que el joven está nombrado como uno de los integrantes de la banda de Lamparita Funes, imputado en septiembre pasado por conformar una asociación ilícita dedicada a múltiples delitos que responde a René Ungaro –condenado por el crimen del ex líder del paravalanchas leproso Roberto “Pimpi” Caminos–. Voceros judiciales adelantaron que este jueves se realizará la audiencia imputativa a la dupla.

De acuerdo con voceros policiales, el personal de la TOE llevó adelante este martes por la mañana dos allanamientos simultáneos en una vivienda de Ituzaingó al 200 bis y en un departamento del edificio ubicado en la esquina de Cerrito y Beruti. En esta última dirección, las fuerzas provinciales detuvieron a Diego “Costeleta” M., de 25 años, y a su madre Rosalía, de 41, quien al momento de la irrupción policial escondió la pistola calibre 22 en su corpiño, describieron los voceros.

Según fuentes relacionadas al caso, los investigadores de la TOE estaban detrás de Costeleta – quien estaba en libertad condicional y no presentaba pedido de captura– por una causa de tenencias de armas de fuego. Además, el nombre del joven también apareció en varios informes donde se lo vinculaba como integrante de las filas de la banda de Lautaro “Lamparita” Funes, contaron los pesquisas.

En ese marco, voceros judiciales explicaron que en principio la audiencia imputativa para madre e hijo se llevará a cabo el próximo jueves y en principio la acusación será la tenencia de las armas halladas ayer en el departamento. “De todas maneras, los fiscales están evaluando la imputación”, describieron las fuentes sobre la consulta de la relación del joven con el clan Funes.

En las filas de Lamparita

Lautaro “Lamparita” Funes, de 23 años, está imputado desde septiembre de 2017 como cabecilla de la banda que responde a René Ungaro – también acusado por esta asociación ilícita– y por 14 hechos que van desde homicidios hasta tenencia de armas de fuego cometidos en República de la Sexta, Tablada y Municipal. Con respecto a los asesinatos, Lamparita está sindicado por cuatro muertes violentas que resultaron de la saga de venganza que comenzó en marzo de 2016 con el asesinato de Mariela Miranda, la madre de los hermanastros de Lamparita, Alan y Ulises Funes. Estos enfrentamientos registraron en dos años medio un centenar de víctimas fatales y una cifra similar de heridos por armas de fuego.

Para los fiscales a cargo de la pesquisa, Matías Edery y Gisela Paolicelli, Lamparita es el organizador de una asociación ilícita dedicada a la cometer distintos delitos contra la propiedad, la libertad y la integridad. En la audiencia, la Fiscalía habló de sus cómplices y remarcó la sociedad de Lamparita con un conocido de las crónicas policiales: Carlos Fernández, alias “Pelo Duro”, detenido en diciembre de 2017 y acusado por asociación ilícita y un homicidio. Además, tras el megaoperativo de abril pasado, los fiscales imputaron al padre de Lamparita, Jorge Funes; a Brisa Amaral, a Matías Ezequiel Ocampo, a Daniela Ungaro, a Jeremías Arocha y a Gastón Leonardo Raguzza como otros integrantes de la organización.

Esta investigación empezó por un informe de la Fiscalía a partir de denuncias e intervenciones telefónicas en otras causas sobre delitos en los barrios Municipal y República de la Sexta. Muchos por enfrentamientos entre la familia Funes – Ungaro y la de Caminos. Abuso de armas, robos calificados y amenazas, son algunos de los delitos que le achacaron a su padre, Jorge, entre otros integrantes de la familia de “Lamparita”. Vecinos declararon que había un grupo de personas que sacaban a sus dueños de departamentos del Fonavi para poner búnkers.

Para la fiscal, la organización delictiva tiene tres ejes: apoyo para “resolver” problemas territoriales de la venta de droga en el barrio; usurpación de departamentos para poner puntos de venta; y también escruches y robo a vehículos en la calle.

Según los investigadores, Costeleta pertenecía a este grupo asentado en la Sexta y respondía a Lamparita. Voceros judiciales no confirmaron esta hipótesis y señalaron que, en un principio, él y su madre serán imputados por la tenencia de las armas halladas este martes.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios