Economía

De mal en peor

Cae actividad en la provincia y presagian meses “negativos”

Bajó un 0,5% en abril y acumula una baja del 0,4% en los primeros cuatro meses del año


La peor caída fue en los despachos de cemento, que bajaron un 4,9% en Santa Fe.

La actividad económica en la provincia de Santa Fe cayó 0,5% en abril respecto de marzo y acumula una baja del 0,4% en los primeros cuatro meses de 2018, según el último informe del Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe. Abril es el primer mes en rojo, luego de una suba mínima (0,1%) registrada en marzo respecto del mes anterior.

La información corresponde al primer cuatrimestre del año y no incluye el impacto de la corrida cambiaria y la devaluación de mayo y junio. El estudio también indica que la tasa interanual de actividad económica (abril de 2018 contra abril de 2017) subió 0,8%.

Aunque la actividad interanual creció en abril, el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa santafesino sostiene que el porcentaje (0,8%) marca “una importante desaceleración en el ritmo de crecimiento interanual. De continuar esta situación existe la posibilidad de que hacia mediados de año el nivel se traslade al cuadro negativo”. En efecto, la tasa interanual de crecimiento de marzo de 2018 contra marzo de 2017 fue de 2,2%

En abril, en la provincia de Santa Fe, las únicas tres series con resultados positivos en abril fueron: gas industrial (0,3%), puestos de trabajo (0,2%) y recursos tributarios (0,1%).

En cambio, los otros 11 rubros medidos arrojaron cifras negativas. La peor caída fue –tal como ocurrió en todo el país ante la virtual paralización de la obra pública por parte del gobierno nacional– en los despachos de cemento, que bajaron un 4,9% en Santa Fe.

Los otros sectores con resultados negativo fueron producción láctea (-0,2%), remuneraciones reales (-0,3%),  venta de maquinarias agrícolas (-0,5%), energía eléctrica industrial (-0,7%), ventas en supermercados (-1,3%), demanda laboral (-1,5%), hidrocarburos para la agroindustria y el transporte (-1,9%), patentamiento de vehículos (-2,1%;), faena de ganado ovino y porcino (-2,2%) y molienda de oleaginosa (-2,4%).

“El resultado de abril implica una fuerte señal de alerta para la actividad económica de la provincia, ciertamente una situación no prevista en informes anteriores”, agregaron desde la Bolsa.

“En la coyuntura se registraba con claridad la caída de las remuneraciones reales, pero el incremento en el ritmo devaluatorio y la situación financiera del sistema empresario fueron haciendo que se acoplen los indicadores de todo el arco productivo”.

Sobre las perspectivas para los próximos meses, el informe indica: “Resultan poco prometedoras y es difícil realizar predicciones certeras más allá del primer semestre del año. El shock cambiario y la turbulencia financiera seguramente tendrán un impacto negativo de corto plazo sobre la economía. A mediano plazo se irán haciendo evaluaciones de lo que ocurra con el sector exportador, la industria nacional y los márgenes de la actividad agropecuaria”, concluye el informe.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.