Edición Impresa, Política

Movimiento obrero

Buscan “normalizar” CGT Rosario

Gremios locales pedirán a la conducción nacional de la reunificada central que convoque a un plenario con el fin de consensuar o elegir nuevas autoridades cegetistas en la ciudad, ya que todos los mandatos vencieron en 2013. Entre los sindicatos que elevarán la solicitud la semana próxima aclararon que la idea no es imitar el triunvirato.


Gremios de Rosario llevarán la semana próxima a Buenos Aires el pedido para que la reunificada CGT nacional convoque a un plenario normalizador en la regional local de la central obrera con el fin de elegir por consenso o en las urnas la nueva conducción cegetista. Aunque el camionero Rubén López sigue como secretario general de la CGT Rosario, su mandato venció en 2013.

El principal motivo de la solicitud sindical se basa en la reglamentación de las delegaciones regionales referida en uno de los artículos del estatuto cegetista.

En el documento que reclama la “urgente convocatoria” al plenario se hace especial mención al “pedido de unidad gremial en esta zona azotada por el modelo del gobierno nacional que ha generado recesión, despidos e inflación”.

Entre los gremios firmantes aparecen Recolección y Barrido, Supa (portuarios), Dragado y Balizamiento, Obras Sanitarias, Suteryh (encargados de edificios), Norte (empleados del Pami), Fraternidad (ferroviarios), Panaderos, Utedyc, UTA, Aota (colectiveros), Calzado, Textiles y UOM.

El comando tripartito de la CGT nacional encabezado por Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña (tras la unidad entre los sectores de Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo) incentivó a dirigentes rosarinos a explorar un camino de reorganización para la regional local de la Confederación General del Trabajo, aunque aclararon que no se buscará imitar la elección de un triunvirato.

“La idea es que se inicie un proceso para normalizar la CGT Rosario y elegir al secretario general y la nueva comisión directiva. En Rosario sabemos que no funcionaría un triunvirato como ocurre a nivel nacional. Hemos convocado a todos los compañeros pero hay gremios que no quisieron participar y firmar el documento”, le dijo a este diario Edgardo Arrieta, secretario general de la seccional Rosario del sindicato de Dragado y Balizamiento.

Divergencias

Los dichos de Arrieta apuntaron al Movimiento Sindical Rosarino (MSR), conformado por gremios importantes, como Luz y Fuerza, Smata, UOM, La Bancaria, Sitratel, Comercio, Judiciales, Sadop, entre otros, que abandonaron la CGT cuando Moyano rompió lanzas con el kirchnerismo. Pese al cambio de gobierno, parece difícil que vuelvan a reagruparse bajo el ala de la CGT.

En rigor, poco después de la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, desde el MSR criticaron a la CGT local por no posicionarse “de manera clara y contundente contra el plan económico de Cambiemos”, que generó caída del salario real, despidos y suspensiones.

No obstante, desde la CGT Rosario adhirieron a la reciente Marcha Federal que pasó por la ciudad convocada por las CTA de Yasky y Pablo Micheli –que movilizó a una nutrida columna del MSR–, cuya principal consigna fue “terminar con el tarifazo, los despidos y el ajuste” del gobierno de Macri.

“Las diferencias que tenemos (con el MSR) son más políticas que sindicales”, resumió Arrieta, al tiempo que opinó que “el gobierno nacional hace todo lo posible para que haya un paro general”. Y agregó: “Los hemos convocado, de hecho la UOM, que está en el MSR, estuvo presente, pero el resto de los gremios no quiso participar. Ellos formaron la CGT Paraguay –ironizó–, porque se reúnen siempre en la sede de Luz y Fuerza de calle Paraguay. Creo que deberíamos priorizar las coincidencias sindicales que tenemos hoy y dejar de lado si uno respalda a Macri, otro a Massa y otro al kirchnerismo”.

En la misma línea, Marcelo Andrada, secretario general del sindicato de Recolección y Barrido de Santa Fe, expresó: “Tenemos un gran anhelo de unir a todo el movimiento obrero rosarino en virtud de que vivimos momentos difíciles, no sólo en el país sino principalmente en nuestra región”.

Y concluyó: “Se invitará a todos los gremios porque ninguno debiera quedar fuera de la estructura de la CGT, más allá de las diferencias que podamos tener”.

Con organizaciones sociales para unificar los reclamos 

La CGT unificada se reunió ayer con organizaciones sociales con importante capacidad de movilización para unir los reclamos de los trabajadores formales e informales contra el gobierno y se coincidió en la necesidad de profundizar las medidas de fuerza, aunque por el momento no se activará un paro.

El encuentro se realizó en la histórica sede de la calle Azopardo y los secretarios generales del triunvirato de la Confederación General del Trabajo, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, oficiaron de anfitriones para recibir a dirigentes de distintas organizaciones que se movilizaron en reiteradas ocasiones en los últimos meses en contra de las medidas del gobierno de Mauricio Macri. También estuvieron Pablo Moyano, Andrés Rodríguez, Abel Frutos, Omar Plaini y Julio Piumato, mientras que por las organizaciones sociales asistieron referentes de Barrios de Pie, Movimiento Evita, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Tras concretar su reunificación, la CGT dio un paso para sellar una alianza con los movimientos sociales que representan a trabajadores desocupados y que tienen fuerte presencia en las calles, con la idea de no dispersar la protesta y robustecerse como principal aglutinador de las demandas sociales hacia el gobierno. “Hemos tenido desde antes de este triunvirato una mirada mucho más abarcadora de la nueva composición de la clase trabajadora. Son compatriotas que no tienen el mismo rango de defensa que tenemos nosotros, en muchos casos no tienen acceso a la seguridad social, ni a un convenio colectivo, ni a una representación”, señaló Schmid.

En tanto, el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, resaltó: “Hace tiempo que nos venimos encontrando con la CGT. Ahora lo hicimos público. Acompañaremos los planteos de la CGT y ellos incorporarán nuestros reclamos”. En este sentido, Menéndez destacó el avance en el vínculo, ya que recordó que en años anteriores “la CGT no reconocía a los trabajadores precarizados” por lo cual varios de ellos fueron contenidos por la CTA durante ese tiempo.

Comentarios