Policiales

Ataques mafiosos

Buscan en una Glock la conexión de colombiano con balaceras

La Policía apresó a un joven nacido en Colombia cuando intentó escapar de un control en una 4x4 por Mendoza y Lima. En el camino, tiró una pistola 9 milímetros que será peritada para determinar si fue utilizada para algunas de las balaceras contra funcionarios judiciales y policiales.


Victor A., de 25 años, fue apresado el martes por la noche en Mendoza y Lima.

Un joven de 25 años y de nacionalidad colombiana, junto con su novia de 22, fueron apresados este martes por la noche tras protagonizar una persecución tras escapar a un control de la Brigada Operativa Antinarcóticos en Mendoza y Lima. La pareja iba en una camioneta Dodge Journey y, en medio de la huida, descartó una pistola calibre 9 milímetros. Al muchacho, apodado Justin, lo buscaron en junio pasado cuando la Policía Federal realizó un operativo en Machado al 5900 y en el country Campos de la localidad de Pueblo Esther para dar con el paradero de Javier “Jija” Avejera, el líder del paravalancha leproso que finalmente cayó en Córdoba el 10 de septiembre pasado y fue acusado por el crimen de Jonatan “Bam Bam” Funes, describieron fuentes relacionadas con la pesquisa. Este viernes a las 8.30, la pareja será imputada por tenencia ilegal de arma de fuego. Además, fuentes de la Policía provincial indicaron que el arma fue enviada a peritar para determinar si fue la utilizada en algunos de los ataques mafiosos contra viviendas vinculadas con funcionarios judiciales y policiales que tuvieron intervención en la causa Monos.

Víctor A. tiene 25 años y es conocido como Justin. El martes, alrededor de las 23, iba con su novia Giulana D., de 22 años, en una 4×4 Dodge Journey por Alvarado y Mendoza, de barrio Azcuénaga. Estaba a un par de cuadras de su vivienda cuando se cruzó con el personal de la Brigada Operativa Antinarcóticos de la PDI que tenía la orden de controlar los vehículos para prevenir distintos delitos, entre los que se encuentra la infracción de la ley de drogas 23.737. Los policías hicieron señas al chofer de la Dodge para que detuviera la marcha. El conductor aceleró y el móvil policial lo persiguió. En el camino, los uniformados fueron testigos de cómo uno de los ocupantes de la 4×4 tiró una pistola Glock calibre 9 milímetros. Tras unas diez cuadras, la pareja fue apresada en Mendoza y Lima. Dentro del vehículo, los uniformados secuestraron tres teléfonos, unos 1.400 pesos en efectivo y un cargador para 30 cartuchos de capacidad – desarmado–, junto con 27 balas calibre 9 milímetros.

El caso quedó a cargo del fiscal Matías Edery, quien imputará a la dupla este viernes a las 8.30 por el delito de portación ilegal de arma de fuego.

Voceros judiciales y policiales indicaron que la identidad del muchacho había surgido en las investigaciones por los 16 ataques mafiosos que buscaron intimidar a funcionarios judiciales y policiales. Por esta hipótesis, la pistola y los proyectiles fueron enviados a peritar para determinar si fueron utilizados para alguna de las balaceras que comenzaron a finales de mayo de este año, y que incluyeron el Centro de Justicia Penal y la sede de la Fiscalía Regional Rosario.

Con el jefe del paravalanchas leproso

A principios de junio pasado, el fiscal Florentino Malaponte ordenó una serie de allanamientos al personal de la Policía Federal para dar con el paradero de Javier “Jija” Avejera en el marco de la causa que investiga los crímenes de los hermanos Ulises y Bam Bam Funes. Ese día, las fuerzas federales hicieron dos allanamientos: uno en Machado al 5900 donde detuvieron a una pareja de colombianos: Angi Vanesa R. E., de 23 años, y Daniel Estiven F., de 22.

Los policías incautaron celulares, una escopeta calibre 12.70, una pistola calibre 40 junto a unos 400 proyectiles de distintos calibres, dinero en efectivo y estupefacientes. En esa vivienda de barrio Azcuénaga también buscaban a otro muchacho de la misma nacionalidad, a quien relacionaban con la causa del fiscal Malaponte y con el ataque a las ex viviendas del juez Ismael Manfrín, quien presidió el tribunal que condenó a integrantes del clan Cantero en abril pasado. Según fuentes relacionadas con el caso, esa persona era Víctor. Por esa época, la pistola calibre 40 también fue enviada a peritar para determinar si se usó en alguna de las intimidaciones a Manfrín, aunque no se conocieron los resultados.

El otro allanamiento fue en el country Campos de Pueblo Esther. Jija no fue hallado, pero fueron apresados la hermana y el sobrino del asesinado –también ex jefe de la barra de Newell’s– Rubén “Tubi” Segovia, y un joven, de 21 años, quienes fueron imputados por tenencia de armas de fuego. Jija, quien sucedió a Tubi al frente del paravalanchas rojinegro, fue apresado por personal de la PDI dos semanas atrás en Córdoba y quedó imputado por el crimen de Bam Bam. Por este homicidio, la principal testigo identificó a Damián “Colombiano” Chávez, quien ya está imputado por este caso, al igual que Enrique “Cable” Solís.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios