Edición Impresa, País

Tenía 14 meses

Brote de gastroenterocolitis: murió otro niño en Berazategui

Segundo episodio fatal en la localidad bonaerense que registra 400 casos. No se sabe el origen, pero podría ser por aguas contaminadas.


Un bebé de 14 meses murió ayer por gastroenterocolitis en la localidad bonaerense de Berazategui, donde se registra un brote de más de 400 casos. El gobierno provincial dispuso un comité de crisis para implementar medidas de atención y prevención. Este caso se suma al de una nena de cuatro años que falleció el lunes pasado.

La zona más afectada por el brote está ubicada en Berazategui, entre la avenida Florencio Varela y las vías del ferrocarril, y entre las avenidas Eva Perón y Valentín Vergara, zona donde se están tomando muestras de agua y desinfectando los tanques.

El director provincial de Epidemología, Iván Insúa, explicó en declaraciones a Radio 10 que “los casos van a continuar durante dos semanas” y que están trabajando para encontrar “cuál fue el motivo por el que comenzó, no sólo el dónde sino el porqué”.

A pesar de no estar seguros, los especialistas creen que el agua sería el difusor del problema.

“Es necesario continuar con el bloqueo de higiene para que no se siga extendiendo. No comer verduras crudas, lavar todo con agua que no sea de la red, hervir el agua y ponerle lavandina son algunas de las medidas clave”, explicó.

Mientras tanto, el municipio como medida preventiva suspendió las clases en 56 escuelas, ya que el 70 por ciento de los pacientes son menores de 18 años.

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal estableció un comité de crisis integrado por las autoridades de Salud de Berazategui, de la provincia y por referentes de distintos hospitales para delinear medidas de atención y prevención.

Un grupo de promotores de salud local comenzó a realizar encuestas epidemiológicas en los barrios más afectados y para detectar si el inicio del contagio está en la red de agua potable.

Recién mañana se sabrá si el brote epidémico de gastroenterocolitis que se desarrolla en el partido de Berazategui, en el sur del Gran Buenos Aires, fue por culpa del agua potable o por alimentos contaminados.

Desde el miércoles, 30 agentes sanitarios empezaron a visitar las casas de los más de 400 afectados con la idea de hacer un cuestionario, que servirá para identificar cuál fue la fuente de transmisión de la bacteria que causó el violento aumento de los casos de diarreas y obligó a suspender las clases en 56 colegios del distrito.

Según el médico Iván Insúa, director de Epidemiología de la provincia de Buenos Aires, de la población afectada el 63 por ciento son niños.

Además, el 65 por ciento de los casos registrados hicieron la consulta en el Hospital Evita Pueblo, que depende del municipio de Berazategui, con más de 320.000 habitantes.

“La hipótesis inicial del brote es que la fuente habría sido agua contaminada. Nos permitió tomar medidas y dar recomendaciones, pero aún hay que determinar bien cuál es la fuente. A través de los cuestionarios, se podrá saber la fuente”, comentó Insúa. Los encuestadores llevan identificación con una chaqueta roja.

La alarma se encendió cuando el pasado fin de semana una nena de cuatro años murió por un caso de gastroenterocolitis. La nena había sido atendida en un centro de salud y se diagnosticó la gastroenterocolitis. Cuando ingresó al Hospital Evita Pueblo ya había fallecido.

Dentro de las muestras de pacientes que se analizaron se detectó la presencia de la bacteria Shigella en 13 casos, según el funcionario bonaerense. Se sabe que ese microorganismo puede infectar el aparato digestivo, y puede provocar diarreas, vómitos, nauseas y complicaciones.

Se transmite cuando una persona entra en contacto con juguetes, inodoros, y otras cosas, que se hayan contaminado con las heces de otra persona infectada, o por el consumo de agua y alimentos contaminados.

Comentarios