Coronavirus, Mundo

Efectos de la pandemia

Brasil: la fábrica de aviones Embraer despide 900 empleados y 1.600 se acogen al retiro voluntario

En el marco de una reestructuración frente a la crisis provocada por la pandemia y de una fracasada negociación con la estadounidense Boeing, se desprendió de casi el 15% de sus empleados. "Despedir así en la pandemia es algo inhumano, llamamos a un plan de lucha", dijo sindicalista Weller Gonçalves


La fabricante brasileña Embraer, tercera constructora de aviones del mundo, se desprendió de 2.500 empleados, entre retiros voluntarios y despidos, el 14,5% de su fuerza laboral, en el marco de una reestructuración frente a la crisis provocada por la pandemia y una fracasada negociación con la estadounidense Boeing.

Los sindicatos convocaron a una medida de fuerza en Sao José dos Campos, en el interior del estado de San Pablo, donde se encuentra el parque industrial de la empresa Embraer, que es privada pero tiene participación del Estado en sus políticas de artefactos para la Defensa.

Embraer informó en un comunicado que despidió a 900 empleados que se suman a otros 1.600 retiros voluntarios negociados en las últimas semanas.

“Nuestro objetivo es mantener funcionando a la empresa en forma sostenible con su capacidad de ingeniería”, dice un comunicado.

“Despedir así en la pandemia es algo inhumano, llamamos a un plan de lucha”, dijo el presidente del sindicato metalúrgico de Sao José dos Campos, Weller Gonçalves.

La empresa sufrió el peor trimestre de su historia en el segundo período de 2020.

Embraer explicó que la postergación de pedidos causados por la pandemia y el fracaso de la compra de la empresa por parte de la estadounidense Boeing fueron los motivos para la reestructuración del personal.

La constructora reportó en el segundo trimestre pérdidas por 1.680 millones de reales, unos 315 millones de dólares, el peor resultado para el período.

En el primer semestre fueron entregadas cuatro aeronaves comerciales y 13 de aviación ejecutiva, un 75% menos que el mismo lapso de 2019.

Este año, la estadounidense Boeing anunció la rescisión del contrato por el cual controlaría la aviación comercial de Embraer, una decisión que había sido autorizada por el gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Comentarios