Mundo

Elecciones

Brasil: crece la campaña anti-Bolsonaro

Artistas de la talla de Chico Buarque y Caetano Beloso fueron firmantes de un manifiesto que sumó a 400 artistas, empresarios, intelectuales y economistas contra el candidato de ultraderecha. Un colectivo de mujeres prepara manifestaciones para el sábado próximo


Un manifiesto firmado por intelectuales, artistas y empresarios se sumó a la creciente campaña en las redes sociales contra el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro, que lidera la intención de voto para las elecciones del 7 de octubre en Brasil.

“Votamos a personas y partidos diversos. Defendemos causas, ideas y proyectos distintos para nuestro país, muchas veces antagónicos. Pero tenemos en común el compromiso con la democracia”, señala el manifiesto, titulado “Por la democracia, por Brasil”, que comenzó a circular el domingo pasado.

“Más que una elección política, la candidatura de Jair Bolsonaro representa una amenaza franca a nuestro patrimonio civilizatorio primordial”, sostienen cerca de 400 empresarios, economistas, intelectuales y artistas como Alice Braga, Chico Buarque, Caetano Veloso, Fernando Meirelles o Walter Salles.

Los firmantes se proclaman unidos frente a proyectos que “niegan la existencia de un pasado autoritario en Brasil, flirtean explícitamente con conceptos como la elaboración de una nueva Constitución sin delegación popular” o “acumulan declaraciones francamente xenófobas y discriminatorias”.

La carrera política de Bolsonaro, un ex capitán del Ejército que se postula a la presidencia por el Partido Social Liberal (PSL), ha estado rodeada de polémicas por sus proclamas misóginas, homofóbicas y racistas, además de la reivindicación de métodos de tortura de la dictadura militar.

“El error de la dictadura fue torturar y no matar”, dijo en junio de 2016. “Dios encima de todo. No existe esa historiecita de Estado laico”, afirmó en febrero de 2017. También dijo comprender que los salarios de las mujeres sean inferiores a los de los hombres.

Su discurso, partidario de la flexibilización del porte de armas para combatir la criminalidad, prendió en amplios sectores, pero también lo convirtió en el político con mayor índice de rechazo, que en las últimas semanas se plasmó en una campaña en las redes con los hashtag #EleNão y #EleNunca (Él No, Él Nunca), impulsada por el grupo de Facebook “Mujeres Unidas contra Bolsonaro”.

Creado contra “el machismo, la misoginia y los prejuicios”, el grupo sumaba este lunes casi tres millones de integrantes.

Tras ser hackeado el 15 de septiembre, pasó a ser secreto, pero la campaña #EleNão se extendió con la creación de más de 40 grupos de mujeres, evangélicos, ateos, judíos, cristianos, LGBTQ; todos declaradamente en contra del candidato y con decenas de miles de integrantes cada uno.

Los artistas también se han sumado a las movilizaciones virtuales, con un “desafío” de manifestar su apoyo público a la campaña. La última en unirse con un video el domingo fue la reina del pop brasileño Anitta, tras ser cuestionada en las redes por haber defendido inicialmente su derecho a no opinar de política.

Protestas en más de 70 ciudades

 

La adhesión de celebridades en las últimas horas alimenta una manifestación de “Mujeres contra Bolsonaro” convocada para el sábado paróximo. Miles ya confirmaron su presencia en protestas anunciadas en 70 ciudades de Brasil y una decena de países en todo el mundo, desde Argentina hasta Portugal, Estados Unidos, Holanda o Inglaterra. Bolsonaro, en tanto, asegura representar la contracara de un sistema político corrupto.

Idolatrado por sus partidarios, que lo califican de “mito”, el diputado de 63 años no participa de actividades públicas desde el 6 de septiembre, cuando recibió una cuchillada en un mitin de campaña que lo mantiene hospitalizado.

Eso no le ha impedido mantenerse extremadamente activo en las redes sociales y al frente de la carrera hacia las elecciones del 7 de octubre.

Según el último sondeo de Datafolha divulgado el miércoles, Bolsonaro tiene 28% de las intenciones de voto, seguido por Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), con 16%, y el centroizquierdista Ciro Gomes, con 13%.

Esa adhesión parece asegurarle un lugar en el segundo turno del 28 de octubre y podría convertirlo en el próximo presidente de Brasil.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios