Espectáculos

Teatro

Borges visita la Mesa de los Galanes

Escrita por Dali López y dirigida por Néstor Caniglia, al frente de un gran elenco, regresa la obra “Borges y Fontanarrosa en un bar del paraíso” que propone un encuentro imaginario en El Cairo


Un encuentro imaginario en el que el Negro Fontanarrosa es el anfitrión de Borges, en un no tiempo, a instancias de la mítica Mesa de los Galanes en El Cairo, el bar más emblemático de Rosario. La obra teatral Borges y Fontanarrosa en un bar del paraíso, escrita por el actor rosarino Dali López y dirigida por el actor y director porteño Néstor Caniglia, vuelve este sábado a los escenarios locales (se presentó el año pasado) con el ímpetu de un estreno y con la expectativa de, esta vez, poder continuar con una serie de funciones.

“Se plantea un encuentro entre Borges y Fontanarrosa y también aparecen otros amigos de esa mesa emblemática; todo transcurre en varios planos y es un espectáculo divertido pero con momentos muy emocionantes”, adelantó Caniglia acerca de la obra que el año pasado fue declarada de Interés Municipal.

Más que homenajear al Negro Fontanarrosa a una década de su partida, esta comedia sueña con retenerlo un poco más poniendo al espectador como un cómplice ineludible. “Es la posibilidad de verlo observando lo que pasa, tomando nota y participando de situaciones similares en la Mesa de los Galanes a las que inspiraron pasajes de muchos de sus cuentos”, adelantó el equipo acerca de esta obra teatral, la primera que lo tiene al Negro como personaje y no como autor, dado que la mayoría de sus cuentos y relatos fueron adaptados al teatro.

“Básicamente, cuenta cómo gente que a primera vista parece tan diferente, dos monstruos cada uno en lo suyo, no lo son tanto; todo transcurre frente a la presencia del mítico Cachito, uno de los mozos históricos de El Cairo, que también forma parte de la mesa de los que ya no están, y frente a ellos, otra mesa, la de los vivos, muchos de ellos los amigos del Negro de todos los tiempos. Y lo que estamos contando es cómo seres de lugares y recorridos tan diferentes, pueden aprender uno del otro, porque podemos tener texturas distintas pero las emociones humanas siempre son más o menos las mismas”, repasó el director acerca de la puesta en la que actúan Ignacio Chazarreta, Edgardo Francés, Norberto Gallina, Dali López, Gabriel Rocca, Luciano Temperini y Christian Valci, con la asistencia de Sabina Méndez.

“Más allá de la mirada personal acerca de la obra de cada uno de estos enormes autores, por ejemplo, la pena de amor es siempre una pena de amor, las angustias o las alegrías son humanas, y esos siempre son puntos en común”, repasó Caniglia, actor de vasto recorrido y conocedor de Rosario, quien por primera vez dirige en la ciudad, tras su exitoso paso del último verano como uno de los protagonistas de La Denuncia, también en La Comedia. Y agregó: “La obra transcurre al mes de la partida del Negro y es una excusa para hablar con sus amigos y con Borges, admirado por muchos pero, como dice el personaje en la obra, un autor al que muchos citan pero que muy pocos leyeron. Creo que la idea pasa un poco por volverlos a este plano y humanizarlos; de hecho, Borges escribía con Bioy Casares cosas muy zarpadas y se juntaban a criticar a otros de manera despiadada, entonces quizás eso que Borges hablaba con Bioy no distaba tanto de lo que hablaban estos muchachos en el bar El Cairo”.

En un momento de la obra, irrumpe una mujer misteriosa y se establece un particular “diálogo” entre seres vivos y espirituales. Esa mujer está en el ideal de los protagonistas, en especial en el de Borges, que la cree Beatriz Viterbo, su personaje del Aleph y posible amor en la vida real. A partir de allí, la obra trascurre entre fantásticas conjeturas, endebles estrategias de Los Galanes para conquistarla y la necesidad imperiosa de acercarse que sitúa a Borges en una ambigüedad de angustia, entre el deseo y la culpa.

“Por todo el recorrido que propone el material –completó el director finalmente–, sostengo que esta obra es un canto a la amistad, pero no al amigo de Facebook sino, como decía Atahualpa y se menciona en un momento en escena, a ese amigo que es uno mismo en otro cuero. Y para nosotros, en esta época de liquidez, de liviandad, de poca profundidad, poder rescatar el amor de los amigos de verdad, es un valor que hay que poner en primer plano”.

Para agendar

Fontanarrosa en un bar del paraíso se presenta este sábado, a las 21.30, en La Comedia, de Mitre y Ricardone, donde también se venden las entradas

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.