Política

Presión tributaria

Bono con sorpresa: más trabajadores pagarán Ganancias

El pago compensatorio por la pérdida salarial del 2018 pactado entre la CGT y el gobierno nacional "se considera no remunerativo desde el punto de vista previsional, pero impositivamente se paga”, argumentó el abogado tributarista César Litvin. Sólo una ley del Congreso podría eximir del pago


El bono por 5 mil pesos que el gobierno otorgó a trabajadores del sector privado podría provocar que quienes hasta ahora no pagan Ganancias sean alcanzados por ese impuesto, advirtió ayer el tributarista César Litvin.

El dinero extra que se percibirá a través de ese plus puede hacer que el trabajador supere el mínimo no imponible o cambie de alícuota en la escala.

Por ese motivo, según el caso, la percepción del monto del bono puede ser menor a 5 mil pesos.

”Es un concepto que se considera no remunerativo desde el punto de vista previsional, pero impositivamente se paga”, argumentó Litvin.

El decreto por el cual se dio vía libre al bono establece a partir del 1° de noviembre de 2018 una “asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, que ascenderá” a 5 mil pesos.

El 50% se abonará con los salarios de noviembre, que se percibirán en diciembre, mientras que la otra mitad se pagará con los salarios de enero, lo que llegará a los trabajadores en febrero, según el texto oficial.

En declaraciones a radio La Red, Litvin aclaró: “No hay ninguna ley que cambie el impuesto a las Ganancias o que diga que no se paga”.

Actualmente, un trabajador soltero y sin hijos paga Ganancias a partir de un salario neto de 29.855 pesos mensuales; al tiempo que un trabajador casado con dos hijos de hasta 18 años tributa a partir de los 39.495 pesos.

Aquellos que no pagan Ganancias y que con el bono pasen del mínimo no imponible, deberían abonarlo por la diferencia.

Litvin consideró que el pago de Ganancias “va a depender de cómo se paga el bono, si se va cuotificando o no”.

Una posible desgravación del tributo sólo es posible mediante una ley aprobada en el Congreso, por lo que exceptuar al bono sería una alternativa complicada ante la imposibilidad del Ejecutivo de hacerlo.

Por ejemplo, en el caso de un sueldo bruto de 40.000 pesos, el impuesto con el bono rondaría en los 1.000 pesos.

El impuesto a las Ganancias sigue avanzando sobre los ingresos de los argentinos y ya afecta a casi 2 millones de personas, un 62,5% más que la cantidad de contribuyentes que había en 2015. En ese año, pagaban Ganancias 1.194.149 personas; en 2016, 1.688.141; en 2017, 1.990.349; y ahora, 1.939.994 trabajadores.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios