Mundo, Política, Sociedad

Opinan expertos rosarinos

Bitcoin, la moneda virtual que pasó de un tercio de centavo a 16 mil dólares


Durante la madrugada del 22 de mayo de 2010 a Laszlo Hanyecz se le antojó una pizza. Estaba en su casa de Jacksonville, en el estado norteamericano de Florida, y no contaba con efectivo. En un foro de internet ofreció 10.000 bitcoins (en ese entonces equivalente a unos 30 dólares) a quien le llevara dos pizzas a su casa. Jeremy Sturdivant, de sólo 19 años, aceptó su pedido. Compró las pizzas en la cadena Papa John’s, las llevó hasta la casa de Laszlo y recibió sus bitcoins. Orgulloso, Laszlo subió una foto de las pizzas compradas con bitcoins a las redes sociales, pero cada año que pasa se arrepiente un poco más: lo que pagó por las pizzas hoy equivale a 160 millones de dólares.

El alza de la criptomoneda generó revuelo en el sistema financiero mundial. Bitcoin opera por fuera de este sistema, que utiliza una red llamada Swift, donde quedan grabadas todas las transacciones que se realizan mediante bancos o plataformas de pago.

El analista financiero rosarino Federico Fiscella explicó a El Ciudadano que las criptomonedas como Bitcoin no son emitidas por ningún banco, sino que es un sistema descentralizado. “Si Europa quiere emitir más euros, Estados Unidos más dólares o Argentina más pesos, devalúan. Bitcoin es un sistema descentralizado que no regula ningún ente”, dijo el economista.

Este año el bitcoin subió de 5.000 a 18.000 dólares, tocando su récord. El 20 de diciembre pasado, por un ataque informático a una plataforma en Corea del Sur, cayó a 16.000. Con todo, quien invirtió en la criptomoneda ganó mucho más que quien lo hizo en Lebacs o dólares. Este boom “puede llegar a transformarse en una revolución como también puede ser una burbuja”, según analizó Fiscella.

La semana pasada, Bitcoin comenzó un nuevo desafío. La criptomoneda ingresó en el mercado de valores a futuro. En este nuevo campo, los especuladores pueden apostar a la baja. Por eso Fiscella consideró que este no es el momento para apostar al Bitcoin: “Es un escollo importante que tiene que sortear, porque esto contribuye a la volatilidad”.

La legislación que adopten los países sobre criptomonedas es el siguiente paso. Actualmente, la cantidad de bitcoins en el mundo equivale a la fortuna del fundador de Microsoft Bill Gates. Si bien es una suma alta, no es comparable con la cantidad de dólares, euros, yenes o rublos.

En los principales bloques económicos hay una contradicción en torno a su desarrollo: por un lado lo ven como una amenaza para los sistemas financieros tradicionales, pero por el otro representa una gran oportunidad para empresarios escurridizos.

Es que el sistema Bitcoin no deja registros de quiénes realizan las transacciones, por lo que parecen un reemplazo natural para los paraísos fiscales.

La experiencia de El Cairo

Desde fines de agosto, en el bar rosarino El Cairo se puede pagar con bitcoins. Maximiliano Cañellas es uno de los fundadores de Cryptologic Law & Fintech, empresa desarrolladora del sistema de pago con Bitcoin del bar ubicado en Sarmiento y Santa Fe.

Cañellas explicó el funcionamiento del sistema a El Ciudadano. “El cliente informa que quiere pagar con Bitcoin y el mozo carga la factura en un sistema que convierte el monto en pesos a bitcoins. El mozo acerca una tablet al teléfono del cliente con un código que cuando el cliente lo escanea con su celular, que tiene una aplicación Bitcoin, muestra el precio en pesos y bitcoins. Al seleccionar la opción «transferir», se genera un ticket”, relató.

Cañellas señaló que en Rosario, además de El Cairo, hay una peluquería y un consultorio odontológico que aceptan pagos con bitcoins. Las distintas aplicaciones para celulares o programas de computadoras que sirven como plataformas son varios e interactúan entre sí. “Cualquiera puede crear su propia aplicación, mientras se respete el protocolo Bitcoin”, remarcó el especialista informático.

Cañellas dijo que este año se multiplicaron las consultas de comercios rosarinos que desean operar con Bitcoin. Y detalló las ventajas respecto a tarjetas de crédito y débito: “Argentina es líder mundial en adopción de pago con bitcoin. Esto se debe a los altos costos que tienen los pagos con tarjetas. En cambio, los costos transaccionales de bitcoins son bajísimos. Es una país ideal para Bitcoin, más allá de que todavía hay que resolver problemas técnicos generados por la explosión que tuvo”.

Trabajo de minería

Los encargados de generar los bitcoins son conocidos como “mineros”. En un principio, usuarios domésticos validaban transacciones realizadas con la criptomoneda y así generaban cada centavo que iba a parar a sus monederos virtuales. Existe una cantidad máxima de bitcoins para generar en determinado plazo.

Como ocurrió con la minería tradicional, acá también los grandes se comieron a los chicos. Esta forma de generar dinero virtual fue vista como una oportunidad para grandes empresas informáticas. Con computadoras de altísima tecnología que pueden procesar muchas transacciones en poco tiempo, comenzó a generar bitcoins de manera mucho más rápida. Este trabajo ya no lo puede hacer cualquier usuario desde la comodidad de su casa.