Edición Impresa, Política, Últimas

Binner quiere pagar deudas

Dispondrá $110 millones para policías por aumentos no cobrados y para empleados transferidos cuando se privatizó el Banco provincial. Se abonará a varios años y se financiará con emisión de títulos.

El sábado lo había adelantado el gobernador Hermes Binner en su discurso ante la Legislatura y ayer lo confirmó el fiscal de Estado Jorge Barraguirre: la provincia saldará la deuda que mantiene con policías y bancarios transferidos, siempre que diputados y senadores avalen el acuerdo extrajudicial al que arribaron las partes.

“Luego de años de reclamos y juicios no resueltos, hemos firmado en la última semana dos decretos, que ratifican los acuerdos finales alcanzados con personal policial y ex bancarios transferidos”, había dicho Binner cuando repasó los logros de su gestión en lo referido a las políticas para con el personal estatal. “Se saldará así uno de los más grandes y antiguos conflictos judiciales de la provincia con sus trabajadores”, se entusiasmó el gobernador.

Ayer, en un reportaje con la emisora santafesina LT10, Barraguirre dio detalles del acuerdo, al que calificó de “conveniente”. La reparación para ex bancarios y agentes policiales insumirá unos 110 millones de pesos y beneficiará a más de mil trabajadores que fueron reubicados luego de la privatización el ex estatal Banco Provincial, en 1996, y a una cantidad no precisada de policías –varios miles– que vienen entablando demandas ante el Estado santafesino desde 1992 por aumentos no reconocidos.

El fiscal de Estado de la provincia explicó: “Lo que se hizo fue arribar a acuerdos extrajudiciales dada la condición del presupuesto provincial, que es deficitario, y además hay compromisos plurianuales que se estarían tomando”. Y confirmó que enviarán a las cámaras legislativas el decreto firmado por Binner la semana pasada. “Si se aprueba, se estaría implementando”, agregó el funcionario.

“Con los reclamantes hay acuerdos firmados que deberían reformularse teniendo en cuenta la situación financiera y la modalidad de pago que se propone”, siguió Barraguirre. Los convenios significarán para las arcas públicas un gasto de 110 millones de pesos a pagar en varios años y para cuyo financiamiento la provincia emitirá títulos públicos.

En el decreto referido a la deuda con los policías se puede leer: “Los títulos en cuestión contarán con un período de gracia hasta junio de 2011, incluirán un interés del 12 por ciento anual, capitalizables a la finalización del período de gracia, y luego un interés anual efectivo del 12 por ciento por los plazos ofrecidos, el período será de cuatro o seis años desde la finalización del período de gracia y según los grupos individualizados en las actas suscriptas, amortizando en 16 o 24 cuotas trimestrales según el caso”.

De todos modos, Barraguirre aclaró que el reclamo “no está resuelto” en el ámbito judicial y, por tanto, “no tiene sentencia firme”. El decreto firmado por el gobernador es, según definió el fiscal de Estado, “una propuesta transaccional para salir de esta situación que viene de larga data”.

Comentarios