Edición Impresa, Política, Últimas

Binner no descarta liderar espacio de centroizquierda

Tras la derrota de la UCR en Catamarca, el gobernador admitió que le gustaría ser candidato a presidente.

El famoso frente de centroizquierda no se resigna a morir en el intento. Tras la resurrección que le provocaron la semana pasada Pino Solanas, Luis Juez y Margarita Stolbizer –aunque con desacuerdos por el rol de la UCR–, y luego del efecto Catamarca, donde el radicalismo sufrió un duro revés de cara a la posibilidad de liderar una oposición progresista, ayer Hermes Binner admitió que es un probable candidato a presidente. Lo hizo tímidamente por ahora, al responder “once”, a la pregunta periodística: “Del uno al diez, ¿cuántas ganas tiene de ser candidato a presidente? Un día antes, su candidato en la interna del Frente, Antonio Bonfatti, había dicho que Binner tiene “un gran reconocimiento a nivel nacional y bien puede ser candidato a presidente, por qué no”.

Está claro que la baja en las acciones de la UCR, patentizada en las elecciones del domingo en Catamarca– donde perdió a manos del kirchnerismo un territorio que dominaba desde hace 20 años–, más la insistencia de Pino Solanas, Luis Juez y Margarita Stolbizer en construir un espacio de centroizquierda, crearon un escenario ideal para un Binner que suma más apoyos que rechazos en el espacio opositor.

La pregunta que queda por responder ahora, si se confirman las aspiraciones del gobernador, es si se imagina liderando un espacio que incluya a la UCR, resistida por Pino Solanas y Luis Juez, o si decidirá recostarse sobre otros sectores de la oposición, dejando en soledad a la UCR, partido que adelantó sus elecciones para abril con la intención de tener más tiempo en la confección de las alianzas, entre las que descuella la posibilidad de llevar en la fórmula al actual gobernador santafesino.

Hasta ahora, antes de las elecciones en Catamarca, la posibilidad de una aspiración presidencial para Binner implicaba en la práctica la posibilidad de ir por el famoso espacio de centroizquierda que integrarían Pino Solanas, Luis Juez y Margarita Stolbizer, habida cuenta que la sola sociedad con la UCR lo colocaba en un lugar secundario. En ese sector la única barrera eran las pretensiones de Pino de liderar el espacio. Esa construcción, además, suma electores importantes en los cuatro distritos principales del país: Capital Federal (Pino Solanas), Buenos Aires (Margarita Stolbizer), Córdoba (Luis Juez) y Santa Fe (el propio Binner).

Sin embargo, sectores cercanos al gobierno provincial evalúan que la situación ha cambiado tras las elecciones del domingo y la baja en la consideración electoral de la UCR podría dar origen a un cambio de roles principales y secundarios.

No se olvidó de Giustiniani

Consultado por la prensa por la interna que vive en el Frente Progresista, donde su intento de ser sucedido por su ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, se choca por ahora con la competencia del presidente del PS, Rubén Giustiniani, Binner dijo: “Sería muy importante que (Rubén) Giustiniani siguiera en el Congreso”, donde “tiene cuatro años más”, y luego aclaró que no tenía “un problema personal” con él, al tiempo que destacó sus logros como legislador.

“Sería muy importante que Giustiniani siga en el Congreso y que Bonfatti sea el nuevo gobernador, para reelegir el proyecto que tiene que seguir construyéndose en la provincia”, insistió. “No hay reelección aquí –agregó–, y si queremos la continuidad del programa, quien más conoce la provincia, los proyectos y sabe lo que pasa en salud, vivienda, trabajo y educación es Bonfatti”.

Además, criticó al senador del PS porque no lo llama nunca y “no pasa por la Gobernación cuando pasa por Santa Fe. Son las costumbres del senador, no las comparto, pero son parte de la realidad”.

Comentarios