Edición Impresa, Política

Binner adelantó que los comicios serán desdoblados

El gobernador dijo que el 10 de diciembre dará al cronograma electoral, separado de elecciones nacionales.

El gobernador Hermes Binner confirmó que el 10 de diciembre –cuando cumpla tres años en la Casa Gris– dará a conocer el cronograma electoral para 2011. Entretanto, su ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, iniciará una ronda de consultas con los distintos partidos políticos –de la oposición y también del Frente Progresista– para decidir, en conjunto, cuándo serán las elecciones primarias y generales del año próximo.

Mayo y julio, mayo y junio, abril y junio: ésas son las fechas que baraja el gobierno. Binner evitó dar más detalles, pero ratificó la decisión de que en Santa Fe se realicen las dos elecciones antes de las primarias nacionales, previstas para el 14 de agosto. “Está claro que hay tiempos constitucionales diferentes y son elecciones que están consideradas en leyes diferentes, una nacional y otra provincial. No se pueden reunir una elección con otra”, argumentó el gobernador sobre su decisión de desdoblar los comicios locales de los nacionales.

Con ese esquema, el cierre de listas se hará entre febrero y marzo y, luego de las primarias, las elecciones generales –en las que se renovarán casi todos los cargos provinciales: gobernador y vice, intendentes, diputados, senadores, presidentes comunales y la mitad de los concejales– deberán realizarse en un plazo que no supere la primera semana de agosto.

“Nosotros no nos queremos apresurar porque puede haber cambios a nivel nacional”, continuó Binner. “Una ley se cambia por otra ley. Ya nos pasó, en otra oportunidad (el año pasado, por la gripe A), que la interna abierta se suspendió. Nosotros no queremos apurarnos para no andar después corrigiendo fechas, pero las grandes fechas se saben. De manera que no hay sorpresas. Nadie puede decir que porque se adelanten o se atrasen una semana va a cambiar la lógica de cada una de las fuerzas políticas y de los candidatos que quieren ser opción en la provincia”, dijo.

Con esas declaraciones, Binner salió al cruce de los distintos sectores internos del PJ que le venían pidiendo certezas sobre el cronograma electoral del año que viene, con el argumento de que todos los candidatos pudieran diseñar sus estrategias en igualdad de condiciones que el oficialismo.

La interna del Frente Progresista

Luego de que los radicales ratificaran su voluntad de competir con candidatos propios por la Gobernación –y en medio de la creciente campaña del intendente santafesino Mario Barletta, que se largó a recorrer el interior provincial–, Binner envió un mensaje de unidad a sus principales socios políticos: “Aspiro a que haya un acuerdo en el Frente Progresista”, dijo, mostrando voluntad de querer evitar las internas.

Luego aclaró que las declaraciones que tanto molestaron a los precandidatos a gobernador por el oficialismo, en las que se mostró a favor de su ministro Bonfatti y habló de “tomarle examen” de gestión al resto, fueron un tema menor, ya superado.

“No creo que nadie lo haya tomado en serio. Son minucias de la vida política”, definió Binner. Más adelante, consultado sobre el reclamo de alternancia de la UCR, opinó –igual que Bonfatti– que lo mejor sería resolver el tema con diálogo y no en internas: “Muchas cosas se han arreglado tomando mate. Tomando mate hay diálogo. Como dice Landriscina: si usted quiere que una reunión sea corta, prepare un cafecito y se termina; pero si quiere que una reunión sea larga, con diálogo, prepara el mate”.

Comentarios