Edición Impresa, Política

Binner: “No usen los niños como elemento de presión”

De cara a las próximas paritarias de febrero, el gobernador tuvo un duro discurso contra los docentes.

Binner disparó contra los docentes y éstos no tardaron en salir a contestarle.
Binner disparó contra los docentes y éstos no tardaron en salir a contestarle.

Con particular dureza, el gobernador Hermes Binner les pidió ayer a los docentes que “no usen a los niños como elemento de presión” a la hora de discutir políticas salariales. Las declaraciones del titular de la Casa Gris tienen su razón en que los sindicatos que nuclean a los maestros vienen señalando que con las paritarias comenzando a fines de febrero es poco el tiempo para charlar sobre aumentos en los sueldos y que por eso no puede garantizarse el comienzo de clases, en caso de no llegarse a un acuerdo. Las palabras del mandatario tuvieron su respuesta desde Amsafé Rosario, donde compararon su discurso con el de “gobiernos anteriores”, en clara referencia a las administraciones justicialistas del pasado. En sintonía, las autoridades de Sadop recordaron que el socialismo basó su campaña electoral en que se iba a privilegiar la salud y la educación “y eso no se ha cumplido”, según sentenciaron.

Consultado por la prensa durante la asunción del nuevo titular del Enapro, el gobernador dijo que “en lugar de tomar a los niños como rehenes hay otras formas mucho más saludables de buscar soluciones”. “Si no, nos colocan siempre entre la espada y la pared porque sino ¿qué privilegiamos? Yo creo que el problema de educación es mucho más importante que el problema asumido por un gobierno. El problema de la educación corresponde a toda la sociedad. La sociedad también tiene que tener su palabra y verdaderamente si no hay aumentos de impuestos, como nos vedó el justicialismo en la Legislatura, los recursos no los tenemos”, destacó. 

“El incremento salarial que se dio a principios del año pasado no fue superado por el crecimiento inflacionario del año. De todas maneras, hay una ventaja para todos los trabajadores porque ese incremento previsible se comenzó a cobrar desde el primer día”, continuó.

Ante la pregunta sobre qué porcentaje de aumento estima se terminará acordando, Binner comentó: “Hay que sacar números pero estamos muy lejos de ese 20 por ciento (que reclaman los gremios). La fecha de reunión con los docentes todavía no está pero va a ser en febrero seguramente”.

 Como los gobiernos anteriores

 El delegado de Amsafé Rosario, Gustavo Terés, usó la ironía para contestarle a la máxima autoridad política de la provincia. “A nosotros nos parece que cuando el gobernador empieza a transitar este camino y a usar esa clase de términos se va identificando cada vez más con gobiernos anteriores. Esta clase de calificaciones se parecen en mucho a las realizadas en el pasado, mostrando una absoluta incapacidad para gobernar y para buscar soluciones. A menos de un mes y medio del inicio de las próximas paritarias, son dichos muy desafortunados e injustos”, remarcó.

“Los docentes a los chicos no los tenemos como objetos sino como sujetos, sujetos con derechos. La comunidad educativa no es una entelequia sino una construcción de todos porque nos comprometemos en cada aspecto de nuestra profesión día a día. Nosotros tenemos un compromiso que prácticamente es de por vida y no circunstancial como ocurre con los gobernadores. Nuestra tarea está en educar, en hacer cada día que ésta sea una profesión más digna, más valorada y ése será nuestro objetivo”, indicó.

Apelando a conflictos pasados, Terés arrojó algo de munición gruesa en esta ida y venida de declaraciones. “Nos sorprende que haya usado este tipo de dureza con nosotros y no haya dicho lo mismo durante el conflicto del campo y los piquetes, un conflicto donde se discutía una renta que nos sobrepasa de manera arrolladora. Nosotros queremos docentes bien pagos, con plenos derechos y  buenas condiciones de trabajo”, añadió.

Sobre qué porcentaje pedirán en la mesa paritaria, el referente de Amsafé Rosario informó: “Todavía no hemos discutido porcentajes. Sabemos que el año pasado hubo una inflación superior al 15 por ciento. Ahora, desde hace unos meses nos venimos encontrando con un aumento de precios generalizado que realmente nos preocupa y nos obliga a tener que asumir la responsabilidad de tener que pelear por salarios dignos. Un sueldo de 1.800 pesos no alcanza para vivir. No le quitamos responsabilidad en  todo esto tampoco al gobierno nacional con sus incumplimientos en relación con la coparticipación, el incentivo, el presupuesto educativo y la ley de financiamiento”.

 Sadop: el responsable es Binner

 Por su parte, el secretario general de Sadop, José Luis Aiza, realizó su propio análisis de la situación. “Acá el primero que tiene que garantizar el inicio de clases es el señor gobernador y todo su equipo de ministros. Nosotros desde el año pasado venimos reclamando una recomposición salarial más allá de los números que ellos plantean y que son todos discutibles. Todos sabemos que el 15 por ciento que tuvimos de aumento fue comido por la inflación en los últimos meses de 2009 y esto hizo que los salarios perdieran dramáticamente su poder de compra”, relató.

“Me parece que lo primero que tenemos que hacer es sentarnos en una mesa a discutir. Esto de discutir así en el aire no le hace bien a nadie, ni al gobierno ni a nosotros, que parecería que fuésemos los malos de la película y que tenemos siempre de rehenes a los chicos, cuando en realidad el gobierno es parte de tener a los chicos de rehenes porque los está utilizando como escudo ahora”, subrayó.

“El año pasado, a nivel nacional, se hizo una encuesta sobre cuánto sería la canasta básica de un docente y ésta dio, en Capital Federal, 4.039 pesos. Nosotros tenemos como horizonte prácticamente esa canasta docente. Sabemos que es imposible tener un aumento de los 1.800, 1.900 pesos que están ganando en este momento a esa cifra, pero queremos que esa brecha se acorte. Por eso nos vamos a sentar a discutir y en definitiva los últimos que tendrán la palabra sobre si aceptan o no el monto que se nos asigna serán los maestros”

“Me parece una frase poco feliz que vengo escuchando desde hace un tiempo. En política existen los acuerdos y un montón de cuestiones donde uno prioriza y sabe los compromisos que tiene que asumir. Cuando uno elige ser candidato a gobernador o a cubrir un cargo sabe bien con qué se va a encontrar y no puede poner como excusa para dar un aumento o una recomposición salarial una cuestión como la reforma impositiva. Además, si mal no recuerdo, en su campaña dijo que iba a privilegiar la salud y la educación y, lamentablemente, estamos exactamente igual que con los otros gobiernos. Le seguimos echando la culpa a la gente que estuvo antes y hacemos lo mismo y nunca miramos para adelante”, concluyó.

Comentarios