El Hincha, Fútbol, Newell's Old Boys

Newell's

Bianchi y Leyes aparecen en el radar de Atlético Tucumán


Interés desde Tucumán. Atlético estaría siguiendo de cerca a dos jugadores leprosos. Son los casos de Bruno Bianchi y Nery Leyes, dos jugadores importantes dentro del escaso plantel que tiene a disposición Juan Manuel Llop.

Mario Leito, el mandamás de la entidad tucumana, le manifestó la intención de incorporar a los futbolistas al mismísimo presidente de Newell’s, Eduardo Bermúdez, en una charla que ambos mantuvieron durante el sorteo de la Copa Sudamericana celebrado en la ciudad paraguaya de Luque el último miércoles. El Decano afrontará la Libertadores 2018 y el DT Ricardo Zielinski quiere tener asegurado los refuerzos lo antes posible.

Lo de Leyes es más posible. Newell’s aún no tiene ninguna propuesta formal y el jugador está a préstamo. Es cierto que habría que rescindir el contrato, pero como el volante no es titular indiscutido, será cuestión de sentarse a hablar y encontrar una cifra que deje satisfechos a todos, ya que el puesto está cubierto por Juan Manuel Sils y Brian Rivero, que se suman a Jalil Elias y Maximiliano Ribero en esa zona.

Lo de Bianchi es bastante más difícil, porque la Lepra lo quiere y el propio futbolista no se quiere ir. Su representante Roberto San Juan habló por Estadio 3 (AM 680) y confirmó que el deseo del zaguero es permanecer en el Parque más allá del interés de Tucumán. Aunque tampoco descartó su salida. “Siempre hay posibilidades”, avisó.

De momento será cuestión de esperar para ver cómo se resuelve todo. Y lo mismo sucede con las incorporaciones que tanto pretende el entrenador para encarar el segundo semestre de la temporada.

El Chocho ve con buenos ojos la llegada de Fernando “Cuqui” Márquez, goleador de Defensa y Justicia que comanda Juan Pablo Vojvoda. Pero se agregó un nombre a la lista de atacantes que pretende el DT.

Se trata del paraguayo Iván Torres, volante ofensivo con mucha llegada al gol y que actualmente se desempeña en el prestigioso Olimpia de su país. Llop ya habría dado el visto bueno y hasta el jugador estaría entusiasmado con la idea. ¿El problema? La parte económica, ya que cobra un salario bastante alto para lo que se puede permitir la Lepra hoy en día.