Ciudad, Policiales

Tras balaceras a gastronómicos

Beto Riba rompió el silencio: “Esto es un problema político entre el gobernador y el intendente”

El dueño de Jorgito Juniors habló luego del ataque a su local. Aseguró que es amigo del Viejo Cantero y dijo estar “dolido porque la jefa de la Policía dijo que las balaceras están vinculadas al narcotráfico”. Y aseveró: “Empezamos con este carrito hace 31 años; toda la ciudad nos conoce”


Beto Riba, propietario de uno de los locales atacados a balazos el domingo por la noche, rompió el silencio y afirmó que “esto es un problema político” relacionado con la autonomía municipal de Rosario, con lo cual dio a entender que hay sectores de la Policía que se oponen a la creación de una fuerza policial que dependa del intendente y que pueden estar detrás de estas últimas agresiones.

Con respecto a sospechas del ataque ocurrido frente a su local Jorgito Juniors, donde semanas atrás el fundador de Los Monos Ariel “Viejo” Cantero se fotografió con el trapero L-Gante, Riba habló en LT8. Dijo allí: “Muchos datos no tenemos porque desde el gobierno y la Policía no se han comunicado con nosotros, sabemos lo que sabe todo el mundo; que pasó una moto y realizó los disparos”.

Luego el empresario gastronómico sostuvo: “Esto es un problema político entre el gobernador y el intendente, que quiere la policía municipal; pasó lo mismo con el problema de los cuidacoches”. Y agregó: “Se empeñan en que quiere una policía autónoma y están haciendo que víctimas inocentes tengan este problema”.

Con respecto al ataque, Riba dijo que “pudo haber sido una tragedia”. “No miden si hay gente, chicos, grandes, tampoco si hay policías”, recordó.

Por último, Riba, que también es líder del Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (Sivara), contó estar “dolido porque la jefa de la Policía dijo que las balaceras están vinculadas al narcotráfico; nosotros somos una familia de 6 hermanos y empezamos con este carrito hace 31 años; toda la ciudad nos conoce, somos gente de trabajo”.

“Me aguanté que me digan lo que quieran por el tema del sindicato (de vendedores ambulantes) pero que digan esto de un negocio del que viven muchas familias, duele”, afirmó.

En Radio 2 amplió el también cantante de cumbia: “Soy amigo de Ariel Máximo Cantero, le pregunté y no tienen nada que ver. Todo el mundo sabe que yo tengo muy buena relación de amistad con él y con su familia, por eso sé que por ese lado no “.

“No tienen que mezclar todo con todo, que uno es parte de la banda y no se qué. Yo me puedo sentar a comer asado con quien quiera, la Justicia es la que debe resolver todo”, se refirió igualmente al tema en Radio Sí Riba, quien en su momento denunció que un convicto enfrentado con Los Monos, René “Brujo” Ungaro, lo había extorsionado para sacarle dinero.

Comentarios