Edición Impresa, Mundo

Bertone cosechó ira en la golpeada Chile

Distintas voces le respondieron al enviado del Vaticano por sus declaraciones.

El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano, finalizó ayer una visita de ocho días a Chile en medio de protestas y críticas por sus polémicas declaraciones que vincularon a los homosexuales con la pedofilia.

Bertone, quien ayer ofició una misa ante las autoridades castrenses chilenas y saludó gente, se puso en el ojo de la tormenta tras afirmar el pasado lunes que la pedofilia tiene más que ver con la homosexualidad que con el celibato, amparándose en estudios científicos.

“Han demostrado muchos psicólogos, muchos psiquiatras, que no hay relación entre celibato y pedofilia, pero muchos otros han demostrado, y me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pedofilia”, aseguró.

Sus declaraciones levantaron enérgicas protestas a nivel mundial en medio de una ola de escándalos que sacude a la Iglesia por denuncias contra curas pedófilos en Europa y Estados Unidos que alcanzan hasta la más alta jerarquía católica, acusada de haberlos encubierto durante décadas.

Entre las reacciones más fuertes contra las palabras de Bertone estuvo la de Francia, país que condenó la “amalgama inaceptable” entre pedofilia y homosexualidad. “Es una amalgama inaceptable que condenamos”, sostuvo el portavoz de la cancillería francesa, Bernard Valero, al ser interrogado sobre la posición de Francia ante esas declaraciones.

En tanto, estudiantes y movimientos pro homosexuales protestaron anteanoche en Chile contra el número dos del Vaticano, a su arribo a una ceremonia en una universidad. “Los homosexuales no somos pedófilos; algunos curas que abusan de los niños, sí”, decían los carteles de activistas.

“El celibato le hace más daño a un ser humano que una condición de homosexualidad que es una opción que se toma libremente. La Iglesia debería ser más bondadosa y caritativa con los homosexuales, en vez de estar arrogándoles pecados”, señaló el diputado del Partido Comunista chileno Hugo Gutiérrez.

Bertone arribó el 6 de abril con una imagen de la Virgen del Carmen que regaló el Papa Benedicto XVI, y que recorrerá las zonas afectadas por el terremoto que golpeó al país en febrero.

Luego de las críticas que recibió Bertone, la Santa Sede debió rectificar los dichos del cardenal. “Las autoridades eclesiásticas consideran que no son competentes sobre temas de carácter médico y psicológico”, aseguró el vocero del Papa, Federico Lombardi. En Santiago, el líder del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, consideró “criminal” lo dicho por Bertone, porque “a los hombres y mujeres que son homosexuales y son lesbianas les están señalando que su orientación sexual está vinculada a un delito atroz”.

Comentarios