Edición Impresa, País, Últimas

Bergoglio visitó la Amia

Guillermo Borger, titular de la mutual judeo-argentina, calificó al encuentro como “histórico” por ser la primera vez que la máxima autoridad del catolicismo concurre al lugar donde ocurrió el atentado de 1994.

El arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de Argentina, Jorge Bergoglio, realizó ayer una visita considerada “histórica” a la sede de la Amia, la primera de un representante de la iglesia católica a esa institución judía.

Bergoglio arribó a la sede de la calle Pasteur a las 16, donde fue recibido por el titular de la Amia, Guillermo Borger, y miembros de la Comisión Directiva de la mutual judía.

Previo al encuentro –que se desarrolló a agenda abierta por espacio de una hora y media– el cardenal, junto a Borger, realizó un recorrido por el monumento en homenaje a las víctimas del atentado a la Amia perpetrado el 18 de julio de 1994, y colocó una ofrenda floral frente una placa que lleva inscriptos los nombres de los 85 muertos en el ataque.

Previo al encuentro, el dirigente de la comunidad judía definió la visita de Bergoglio como “histórica”, ya que “es la primera vez que tenemos entre nosotros a la máxima autoridad de la fe católica”.

Borger explicó que se trató de una reunión “protocolar” a “agenda abierta” con el objetivo de “buscar acciones en común, más allá de nuestras individualidades, para una Argentina mejor”, y agregó que con el encuentro se buscó establecer “una mesa de diálogo para encontrar puntos de interacción”.

Por otro parte, el dirigente aseguró: “Estamos estudiando” el documento de la iglesia católica respecto a la situación social, pero afirmó que, hasta el momento, “no adhirieron”.

Por su parte, Bergoglio sostuvo que su visita significó “un reconocimiento a la solidaridad de una comunidad”, por la judía.

“Esta es una casa de solidaridad y la solidaridad es una reserva que tenemos como pueblo y no debemos perder”, completó el obispo, tras reconocer el trabajo social de “todas las filiales de la Amia”.

En declaraciones a la prensa al retirarse del edificio de la calle Pasteur, Bergoglio se refirió al atentado terrorista a la sede de la mutual judía de 1994. Señalando la placa en conmemoración a las 85 víctimas del ataque terrorista, sostuvo: “Ese recuerdo es un lugar de sangre que nos evoca una historia de sangre, un eslabón más en la cadena de dolor y persecución que el pueblo elegido de Dios ha sufrido en la historia”.

El encuentro se desarrolló en el marco del Coloquio Internacional organizado por la Amia bajo el lema “Derechos sociales para todos y entre todos. Hacia una ciudadanía plena”, que se desarrollará el miércoles y jueves próximos en Capital Federal.

Comentarios