Ciudad

Aumentos en la construcción

Bauen Pilay: debate sobre el pedido de audiencia pública

Los ediles de la Comisión de Planeamiento se reunieron con integrantes de la Oficina de Defensa al Consumidor. El lunes 9 de abril convocarán a los titulares de la firma para acercar posiciones.


Los ediles de la comisión de Planeamiento del Concejo Municipal se reunieron con los integrantes de la oficina de Defensa al Consumidor después que la repartición pidiera una audiencia pública por reclamos en las cuotas de Bauen Pilay. Desde la Oficina dieron cuenta de los pormenores del conflicto y dijeron que la audiencia será una herramienta para fortalecer el diálogo con los vecinos. Los concejales pedirán un informe realizado por la Defensoría del Pueblo y se reunirán el próximo lunes 9 de abril con los empresarios de la firma para acercar posiciones.

“Los vecinos piden negociar y la audiencia pública abre el juego a instituciones públicas para que analicen el contrato”, explicó Ariel D’Orazio, desde la Oficina del Consumidor.

Los reclamos se basan en dos ejes: los aumentos de cuotas y los metros cuadrados entregados. Según explicaron, el contrato que firman los inversores establece que los incrementos se calculan con base en el índice difundido mes a mes por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). El documento aclara que en caso de que los costos reales fueran más altos la cuota se ajustará por encima del índice de la CAC.

En dos años la diferencia entre ambos valores llegó a ser de un 66 por ciento. La cuota aumentó un 120 por ciento y pasó a ser de alrededor de 17.500 pesos mensuales para quienes viven en el inmueble y de aproximadamente 6.500 para los que están en categoría espera.

“La publicidad dice que ofrecen una vivienda por un poco más del precio de un alquiler y hoy las cuotas salen el triple”, explicaron desde la repartición municipal.

Ante los reclamos, el directorio de la empresa argumentó que hay un desfasaje del 35 por ciento anual entre lo que vale construir y los índices de la CAC porque el cálculo se hace con base en lo que pasa en la Capital Federal y existieron cambios regulatorios que se tradujeron en mayores costos. También explicó que en los últimos años los índices de la economía no reflejaron los valores reales.

Tras las primeras audiencias de conciliación, un grupo de vecinos realizó un acuerdo con la firma que en todos los casos ofreció refinanciación. Otros, judicializaron el reclamo. En septiembre del año pasado, la Red Argentina de Consumidores presentó una demanda colectiva pidiendo que la cuota vuelva al índice establecido por la CAC y que la firma devuelva el excedente pagado en los últimos años.

“La firma argumenta que el 80 por ciento de los clientes están en espera y, al licitar, la cuota puede triplicarse. Esa diferencia entre las categorías es la que puede llevar a desfinanciar el sistema”, explicó D´Orazio.

El otro punto sobre el cual también hay denuncias es que el contrato habla de viviendas de 72 metros cuadrados, pero no aclara cuántos metros son comunes y cuántos de uso exclusivo. “Las cláusulas del contrato no son claras”, agregaron.

La presidenta de la Comisión de Planeamiento, Fernanda Gigliani, dijo que la exposición de los integrantes de la Oficina del Consumidor fue muy sólida y brindó elementos para la reunión con los titulares de la firma. “Coincidimos en que nadie quiere que Bauen caiga y sabemos que una audiencia pública perjudica el prestigio de la firma. Vamos a intentar que tengan un gesto para los vecinos”, opinó Gigliani.

Denuncias

En marzo del año pasado los clientes de Bauen Pilay se organizaron a través de Whatsapp y en grupos fueron llegando a la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor para hacer el reclamo. Pidieron volver al valor de la cuota ajustada por el índice CAC y el reintegro del excedente abonado en los últimos años.

A principios de junio, un primer grupo cerró un acuerdo bajo una cláusula de confidencialidad.

Días después la empresa hizo una propuesta a otros dos grupos de cien personas. Ofreció bajar la cuota de posesión y ajustar por la CAC durante 24 meses. Desde el mes 25 y hasta finalizar el contrato, propuso sumar cada mes 175 pesos regidos por la CAC. Los dos grupos la rechazaron. Desde ese momento no hubo otras ofertas colectivas y la firma ofreció cerrar acuerdos individuales en las oficinas comerciales. Los denunciantes decidieron pedir una audiencia en el Concejo Municipal para dar un debate público.

Peritaje contable

En paralelo, el abogado y cliente de la firma Marcos Peyrano solicitó a la Justicia una prueba pericial contable que determine los costos de construcción de los departamentos. A partir del pedido, Bauen Pilay propuso posponer todas las audiencias de mediación hasta que estén los resultados.

Si te gustó esta nota, compartila