País

Batmanday

Batman cumple: un cordobés hace beneficencia encarnando al personaje de DC

Este sábado es el aniversario 82 de la primera vez que se publicó un cómic del héroe. Habrá festejos y esta es la historia que elegimos contar


“Soy amigo de Batman. Él está viniendo desde Ciudad Gótica y quería pedir su permiso para visitar a los chicos”, le dijo a la directora del Hospital Pediátrico Niño de Jesús de la capital cordobesa. Ella preguntó si el joven hablaba en serio y luego entendió de qué se trataba. Al salir él recorrió la guardia y las salas de internación saludando a los chicos y chicas, pero no les sacó un gesto.

Una semana más tarde el joven, ahora con un traje oscuro y una máscara dura, entró al centro de salud infantil y todos se volvieron locos de felicidad. Era el primer avistamiento del Batman de Córdoba, un cosplayer que desde 2018 destina cada miércoles a entregar juguetes a quienes se recuperan o enfrentan una enfermedad. 

Cuando el Covid-19 atacó, el joven sumó gafas y un cubreboca para no descontinuar sus “Batimisiones”, como las llama. Sigue un protocolo estricto y lo hisopan cada semana. Con la llegada de la variable Delta dejó de visitar todo el hospital y se queda solo en la guardia durante los horarios de visita para también llevar alegría a las familias. Como el personaje de DC Comics que por estas horas cumple 82 años, él tiene solo una regla: no hace cumpleaños infantiles ni fiestas privadas pagas. Es un héroe que nació solidario.

Batman inicia

Meses antes de entrar al hospital por primera vez un conocido lo invitó a sumarse a una obra de teatro en una iglesia. Sabía que era fan de Batman y necesitaban del encapotado para dar un mensaje a preadolescentes de entre 10 y 13 años. En la escena el Guasón iba a maniatar al predicador y detonar una bomba con una toxina que volvería locos a todos. El murciélago debía impedirlo. 

Según cuenta el Batman solidario hoy, cuando la luz se apagó un grupo de actores, los secuaces del Guasón, tomaron el escenario. Las pantallas gigantes reflejaron un video grabado donde el Payaso Príncipe del Crimen anunciaba su plan. Los 400 chicos y chicas estaban congelados. Luego Batman aprovechó los nuevos apagones para tomar uno por uno a los maleantes. Al final desactivó la bomba con ayuda de un niño del público. “No había mucho mensaje sobre Cristo sino que se los llamaba a ser héroes en sus casas ayudando y estudiando”, recuerda el Batman de Córdoba. 

El Caballero de la Noche

Para sus primeras apariciones en el hospital el cosplayer solidario usó el traje que fabricó con técnicas que había aprendido mirando el programa de televisión Art Attack. La máscara, reforzada con enduido y un poco descascarada, aún corona un maniquí en su Baticueva. 

Su segundo traje fue el del Caballero de la Noche siguiendo el capítulo dos de la trilogía del director de cine, Christopher Nolan. Logró moldear su rostro en látex en un taller de Alta Gracia. Hasta marzo era la vestimenta para cada Batimisión o charla en algún colegio o merendero que lo invitaba.

Hoy el cosplayer tiene un nuevo traje, también sobre el Caballero de la Noche. Es su adaptación preferida del personaje de Bob Kane que evolucionó durante décadas desde el pop naif de Adam West hasta el más adulto y gris de Ben Affleck.
El joven cordobés también fabricó dos trajes más inspirados en la película Liga de la Justicia. Este fin de semana estrenará otro más: el de la armadura de Batman versus Superman, que también llevará el miércoles al hospital. 

Bruno Díaz

El cosplayer, que en agosto recibió una distinción por la Legislatura de la provincia de Córdoba –donde sí figura con nombre y apellido–, visita cada miércoles el centro de salud pediátrico porque ese es su día franco. Él cuenta que trabaja y estudia el profesorado de Educación Física. 

Según explica a El Ciudadano, sus padres lo ayudan a fabricar los trajes ya que importarlos le es muy caro. También recibe ayuda de los “héroes sin capa”, como él los define. Por ejemplo, un mecánico que le donó la mano de obra para que su moto se parezca a la del Caballero de la Noche. El vehículo negro tiene casi tres metros de largo. Otro ejemplo son los juguetes que semanalmente lleva al centro de salud. Son donados por personas o empresas y él se encarga de mostrar los recibos en sus historias de Instagram.

El Bruno Díaz de Córdoba jura mantener una alimentación sana y seguir un plan de ejercicios que no persigue músculos más grandes sino fuerza para resistir el peso del traje en movimiento. A su vez, asiste semanalmente a la fonoaudióloga para no lastimarse las cuerdas vocales al imitar la voz ronca como lo hicieron Micheal Keaton o Christian Bale al interpretarlo en las películas. Porque, de nuevo, no está usando un disfraz. El cosplay exige asumir todo el personaje.

Batman Asciende

Semanas atrás el Batman de Córdoba ayudó a Agustín Sarfatti, el campeón sudamericano de kickboxing, a juntar fondos para viajar al mundial que se realizará en octubre en Egipto. Buscaron algún sponsor haciendo un video de ambos entrenando que fue subido a su Instagram, donde tiene más de 24 mil seguidores y otros 7.800 en Facebook. 

Durante un tiempo el cosplayer también sumó un Robin que resonaba en el hospital por Jóvenes Titanes, la animación infantil donde el Niño Maravilla es el líder del grupo que continúa la tarea de la Liga de la Justicia. Sin embargo, no tuvo constancia en las Batimisiones y el Batman de Córdoba se quedó con Batichica, que el resto de la semana es su cuñada, pero asume el compromiso con mayor responsabilidad.

Inspiración

El Batman de Córdoba empezó su tarea solidaria tres años después de la muerte de Leslie Robinson, apodado como “el Batman de Baltimore“, que solía visitar hospitales también en cosplay para alegrarle el día a los chicos y chicas. “Algunos decían que era un millonario excéntrico. Otros que trabajaba haciendo tareas de limpieza”, dice el cordobés sin esconder la tonada y completa: “Fue un gran representante del murciélago porque Batman es un símbolo. Cualquiera que se lo proponga puede encarar sus valores. Por eso mantengo el anonimato”.  

El Ciudadano eligió respetar la idea y no revelar su nombre. Porque un héroe o heroína puede ser cualquiera. Incluso alguien haciendo algo tan simple como darle un juguete a un niño para que sepa que el mundo no terminó. 

Cazador de historias

La historia del Batman de Córdoba está dentro de The batmen documental de Eugenio Castro, un realizador de Rosario que en 2020 reunió las experiencias de cinco cosplayers solidarios de Argentina: dos de Rosario, dos de Córdoba y uno de Arroyo Seco. En plena cuarentena les entrevistó de forma remota y compiló las respuestas como parte de los festejos del Día de Batman (Batman Day en inglés) del grupo Rosario Ciudad Gótica para el 2020. 

En diálogo con El Ciudadano, el realizador explicó: “Disfruté de cómo, aún en la distancia de la virtualidad, podían hablar de forma personal y las respuestas que dieron fueron muy lindas. En la mayoría había un deseo de ayudar y hacer feliz al niño que fuimos todos y que al menos un día soñó con ser héroe”. 

Festejos

Desde las 15 hasta las 19 en La Revistería (Córdoba 1490) el grupo Rosario Ciudad Gótica invita a fans del murciélago a celebrar el Batman Day. Será la tercera edición donde habrá cosplayers, novedades editoriales del personaje de DC y la posibilidad de ganar premios respondiendo a una trivia en la que se puede competir de forma presencial o través de las redes sociales del grupo. Además, allí pueden participar de un sorteo por un busto 3D del Batman y el Guasón (cortesía de Poplan Customs), una escultura 3D del Batman de Alex Ross (cortesía de Teknocrata Industries) y otro premio sorpresa que correrá por cuenta de La Revistería. 

Comentarios