Ciudad, Últimas

Proyecto #14

Basura Cero UNR: el saber no ocupa lugar, el relleno sanitario sí

“Sólo en Rosario, más de 800 toneladas por día se tiran en el relleno sanitario de Ricardone. Pero en lugar de enterrarlos se podrían recuperar el 80% de estos materiales. Un proyecto como éste podría ser un ejemplo para inspirar en la ciudad propuestas innovadoras en la gestión de residuos”


Taller Ecologista

En el marco del proceso de Presupuesto Participativo de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), se presentó una iniciativa para abordar la problemática de los residuos de forma integral en toda la universidad. La propuesta incluye trabajar en estrategias de reducción, eliminando el uso de descartables, separación en origen, articulación con cooperativas de cartonerxs, compostaje de la fracción orgánica y educación ambiental. Del 10 al 17 de diciembre la comunidad universitaria está invitada a votar el Proyecto #14 en el Presupuesto Participativo.

La iniciativa fue elaborada por estudiantes, graduadxs y docentes, con el apoyo y acompañamiento del Grupo de Estudiantes Autoconvocadxs (GEA), Taller Ecologista y el Centro de Estudios en Políticas Ambientales (CEPAS).

“Sólo en Rosario, más de 800 toneladas por día se tiran en el relleno sanitario de Ricardone. Pero en lugar de enterrarlos se podrían recuperar el 80% de estos materiales. Un proyecto como éste podría ser un ejemplo para inspirar en la ciudad propuestas innovadoras en la gestión de residuos”, señalaron sus impulsorxs, quienes a su vez lanzaron una interesante movida de sensibilización y difusión sobre la temática en las redes sociales.

Sobre el proyecto #14

El proyecto, en primer lugar, apunta al desarrollo de políticas que fomenten la reducción en la generación de residuos. Esto comprende a todos los espacios de la UNR y en particular a los comedores universitarios. Para ello se propone eliminar el uso de vajilla y otros elementos descartables. En el caso de estos últimos -elementos no reciclables- se plantea comprar alternativas reutilizables y lavables para las dependencias de la UNR, para eventos académicos y, en particular, para los comedores, incluyendo además tapers para vender al costo a lxs estudiantes, evitando así el uso de descartables en las viandas.

En segundo lugar se plantea promover la separación de residuos en todas las dependencias de la UNR en orgánicos para compostaje, reciclables y no recuperables. Uno de los elementos centrales es articular con cooperativas de cartonerxs para la recolección y tratamiento de reciclables. Por otro lado, uno de los espacios más importantes para desarrollar separación de orgánicos son los comedores universitarios en los que hay una alta generación de estos residuos. La fracción orgánica, separada en origen, se llevaría a los espacios de compostaje que se planifica desarrollar.

En tercer lugar, justamente, se propone implementar tres sitios de compostaje: en la Facultad de Ciencias Agrarias (Zavalla), en la Facultad de Ciencias Veterinarias (Casilda) y en la Ciudad Universitaria Rosario (Siberia). Sobre este último cabe destacar que en 2016, Taller Ecologista junto al INTI elaboró un proyecto para el compostaje de los residuos orgánicos del comedor universitario. El año pasado este proyecto fue retomado junto con el CEPAS y presentado nuevamente a la Universidad, la que a través del rector Franco Bartolacci manifestó su acuerdo y apoyo.

Educación Ambiental

Asimismo, todo el proyecto estará atravesado por estrategias de Educación ambiental, implementando instancias de sensibilización y capacitación para toda la comunidad universitaria en la temática de residuos con perspectiva ambiental y de inclusión social. Se propone a la vez sumar a cartonerxs como promotorxs ambientales.

El proyecto en su integralidad busca que la UNR sea un ejemplo para la ciudad y pueda plasmar en hechos concretos su compromiso con la sociedad y el ambiente. La universidad podría de este modo marcar el camino para afrontar los enormes desafíos sociales y ambientales que tenemos en este siglo.

Comentarios