Edición Impresa, Policiales

Juicio

Bassi: lo penan por portación

El hermano mayor del Pollo recibió 3 años y 8 meses de cárcel. La defensa cuestiona procedimiento de Gendarmería: dijo que apelará.


Marcelo Fabián Bassi, un mecánico de 41 años de Villa Gobernador Gálvez, fue condenado ayer a tres años y ocho meses de prisión por el delito de portación de arma de guerra. Durante el juicio, el hermano mayor de Luis Orlando “Pollo” Bassi –hombre éste vinculado con el narcotráfico que está preso y procesado por dos homicidios– argumentó que el arma que llevaba en su auto cuando fue detenido por Gendarmería a fines de 2014 era para su protección personal, ya que en los últimos meses habían asesinado a su padre y a dos de sus hermanos en el mismo lugar donde fue apresado. Su fundamento no convenció al juez Gustavo Pérez de Urrechu, quien aplicó la pena mínima. El abogado defensor, Fernando Sirio, adelantó que apelará la resolución.

El hecho por el que condenaron a Marcelo tuvo lugar el 12 de diciembre de 2014 en el barrio villagalvense de Villa Diego. Bassi conducía un Chevrolet Astra que fue requisado en un presunto control de rutina de Gendarmería a unos 30 metros de su domicilio. Los efectivos hallaron un revólver calibre 38 debajo del asiento del conductor y una pistola 9 milímetros en el de acompañante. En el vehículo iban otras dos personas, de 30 y 31 años.

Durante el juicio, Sirio dijo que el operativo de las fuerzas federales fue montado sólo para apresar a su cliente, que hasta ese momento no tenía antecedentes condenatorios ni pedidos de captura alguno, sino “un miedo terrible” a correr la misma suerte que gran parte de su familia.

Saga sangrienta

El 31 de diciembre de 2013 asesinaron a su hermano Leonardo, de 36 años; el 11 de febrero de 2014 a su hermano Maximiliano, de 34, y el 21 de octubre siguiente a su padre Luis Ángel, de 64. Los tres crímenes ocurrieron en un lapso de diez meses en inmediaciones de la esquina de 20 de Junio y Chile, donde funciona una remisería familiar.

Aunque la Justicia no lo probó, el sangriento exterminio del clan Bassi está relacionado con la muerte de Claudio “Pájaro” Cantero, líder de la banda Los Monos asesinado en abril de 2013 en territorio villagalvense: Pollo Bassi está procesado como autor intelectual de ese asesinato, y los sindicados autores materiales sufrieron pérdidas similares, a balazos, de sus familiares. Pollo también será juzgado por el crimen de Juan Pablo Colasso, asesinado a fines de 2012.

El arma que llevaba Marcelo Bassi en su auto no es ajena a ese contexto donde las disputas se discuten a balazos y sólo terminan en la tumba. Pero tampoco a otros crímenes en los que estuvo mencionado, igual que su hermano Damián “Macri” Bassi, de 33, sin que la Justicia encontrara pruebas para incriminarlos.

Uno es el de Aldo Acosta, padre de Norma, enemiga pública de los Bassi, asesinado el 19 de diciembre de 2014. El otro es el de Pablo Duré, ejecutado el 8 de enero siguiente en el baño de su casa. Ambos pasaron una temporada prófugos por esas acusaciones y una vez apresados –en el caso de Marcelo fue detenido en la localidad bonaerense de San Pedro tras el robo de una camioneta a fines de abril pasado– lograron desvincularse por falta de mérito.

Comentarios