Edición Impresa, Policiales

Bart y Lisa en clave policial

En la cabaña que alquilaban los 4 detenidos con droga sintética se encontraron caretas de los hijos de Homero y March Simpson, que se investiga si las usaban para cometer robos en la costa atlántica.

Detectives de la Policía Bonaerense encontraron otras cápsulas con droga sintética en la cabaña que tenían alquilada los cuatro detenidos en la madrugada del domingo a la salida de un boliche. Además, los pesquisas hallaron dos caretas de Bart y Lisa, de Los Simpson, que se presume usaron para perpetrar varios robos.

En la mañana de ayer, los cuatro sospechosos, de entre 18 y 25 años, se negaron a declarar y la Justicia, luego del hallazgo de las caretas, investiga si al margen de los dos robos que se les imputan, el cuarteto asaltó el viernes de la semana pasada a un diputado mendocino.

El allanamiento se realizó anteanoche en una cabaña ubicada en el apart hotel “Villa Ekerman”, ubicado en avenida Buenos Aires al 700 de Villa Gesell, por detectives de la Subdelegación de Investigaciones de esa ciudad junto al fiscal Cristian Centurión.

Los investigadores determinaron que los detenidos habían pagado dos mil pesos por adelantado, correspondientes a la reserva por cuatro noches a partir del jueves pasado y que iban a abandonar el lugar la mañana de ayer.

En el lugar la Policía encontró más cápsulas de “brolanfetamina”, la misma droga sintética a base de efedrina que les fue secuestrada en el baúl de su auto la noche de la detención, que fue descripta en primer momento como “Cristal”.

Lo más importante para la causa fue el hallazgo de varios objetos robados en las dos casas que se les atribuye haber asaltado a mano armada: ropa, celulares, una cámara digital, una guitarra criolla con funda y perfumes, dijeron fuentes del caso. “Son objetos que la banda robó a varias víctimas”, dijo a Télam una fuente judicial.

Además, en los allanamientos al apart hotel la Policía encontró dos máscaras de goma de los personajes “Bart” y “Lisa”, los hermanos de la serie animada “Los Simpson”, que los investigadores sospechan pudieron haber usado en otros asaltos.

“Lo importante acá es que si alguien sufrió un hecho delictivo por delincuentes que usaban las máscaras de Los Simpson, lo denuncie porque estos sujetos podrían ser los autores”, dijo el comisario Claudio Arnouk, de la Sub DDI Villa Gesell.

Los voceros judiciales consultados por Télam también informaron que a raíz de la difusión que tuvo por los noticieros la detención de estos jóvenes con 85 cápsulas de brolanfetamina, un diputado de la provincia de Mendoza se comunicó con la Policía.

El legislador –cuya identidad no trascendió–, reconoció primero por televisión y luego en la SubDDI de Villa Gesell, su celular y el de su esposa entre los objetos secuestrados a la banda.

Ante esta situación, el fiscal Centurión ordenó que los teléfonos sean restituidos a su dueño y ahora analiza ampliar la acusación e imputarles a los sospechosos este tercer robo cometido el viernes de la semana pasada también en Villa Gesell y con la misma modalidad de irrumpir armado en un domicilio.

Fuentes judiciales identificaron a los detenidos como Pablo Murano, de 21 años; Gonzalo Cura, de 25 y Juan Martín Díaz Agustín Ruboni, ambos de 18; todos domiciliados en el barrio porteño de Colegiales, algunos con antecedentes de la Justicia de menores.

Los cuatro cuentan con abogados particulares y se negaron a declarar ante el fiscal de Villa Gesell, quien los indagó como coautores de los delitos de “tenencia de arma, robo doblemente calificado (dos hechos) y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”.

Además el fiscal Centurión aguardaba el resultado del análisis de la documentación del Citroën C3 secuestrado, ya que se intenta establecer si era robado o tenía los papeles en regla. 

En las próximas horas el fiscal desdoblará el expediente y por un lado se quedará con la causa de los robos y abrirá uno nuevo por la comercialización de la brolanfetamina que quedará en la Ayudantía de Fiscalía de Estupefacientes de Villa Gesell y Pinamar, que también encabeza como fiscal.

Anteayer se dijo que las 85 cápsulas secuestradas en el auto que usaban los jóvenes era conocida como Cristal, por consistencia y brillantez, similares al azúcar. Pero ayer fuentes de la Asociación Antidrogas de la República Argentina aclararon que la droga en poder de los detenidos no es la llamada “Cristal” sino “brolanfetamina”, hecha a base de efedrina y bromo y conocida como la “cápsula del miedo”.

Los voceros explicaron que, a diferencia de la droga de diseño llamada “Cristal” o del “éxtasis” –ambas metanfetaminas– la “brolanfetamina” es una anfetamina potenciada y más residual, a la que se le agrega bromo, un aditivo de las naftas, lo que la transforma en una sustancia potencialmente letal.

Comentarios