Edición Impresa, Policiales

Violento robo

Barrio Saladillo: tres detenidos tras entradera

Ladrones asaltaron a un vecino de barrio Saladillo y huyeron en auto con dinero y joyas, pero la Policía los divisó en pleno escape. Después de una persecución por la zona sur que incluyó un intercambio de disparos decidieron entregarse.


Tres hombres se tirotearon con la Policía y fueron detenidos luego de concretar una entradera en la zona sur. Según contaron vecinos de barrio Saladillo, abordaron a una persona que sacaba el auto de la cochera, la golpearon, se metieron en su casa, le sacaron dinero y se fugaron en un vehículo que los esperaba. Mientras huían de la escena del asalto se toparon con uniformados del Comando Radioeléctrico y tuvieron un enfrentamiento; pero los policías los cercaron y decidieron entregarse. Según contó un vocero del caso, el botín fue recuperado y no hubo heridos de gravedad.

“Acá nos conocemos todos. Cuando pasa alguien que no conocemos o para un auto que no es de un vecino nos damos cuenta al toque y desde hace varias semanas veníamos viendo que paraban vehículos raros, gente que sacaba fotos. Hicimos la denuncia a la comisaría, pero no nos dieron bola”, contó ayer por la mañana un vecino de Hilarión de la Quintana al 100, luego de interiorizarse de lo que le había pasado a una familia que vive en su cuadra.

Según su relato, la víctima fue un vecino que salió de su casa unos minutos antes de las 7. Mientras sacaba el auto del garaje se le aparecieron tres hombres armados y lo apuntaron. Lo hicieron bajar del vehículo, le dieron un culatazo en la nuca y se metieron en su casa.

Una vez que estuvieron en el interior de la vivienda lo amenazaron y lo obligaron a que les entregara dinero y objetos de valor. “No estuvieron más de 5 minutos”, señaló una señora. Una vez en la calle subieron a un Peugeot color plata –los testigos no estaban seguros si era un 206 o un 207– que los esperaba estacionado en la vereda de enfrente y huyeron a toda velocidad del lugar de la entradera.

En el auto plateado hicieron 50 metros en contramano por Hilarión de la Quintana con dirección oeste, doblaron en Serrano hacia el sur, circularon 100 metros hasta Sánchez de Bustamante, donde doblaron hacia el oeste. Recorrieron otra cuadra y volvieron a doblar en Pavón hacia el norte.

Los ladrones, en algún momento de su recorrido, fueron divisados por policías del Comando Radioeléctrico y comenzó una persecución, con intercambio de tiros, mientras manejaban a toda velocidad por las calles de Saladillo.

Según fuentes oficiales, en Pavón al 5300 los fugitivos tiraron por la ventana una pistola 9 milímetros y un revólver calibre 38 –que fueron incautados– y continuaron con su intento de fuga un kilómetro más.  En Doctor Riva al 300 el Peugeot no pudo seguir su paso. Los policías que lo perseguían le habían baleado las ruedas y le habían cortado el paso, por lo que los ladrones tuvieron que entregarse. Dentro del vehículo los uniformados encontraron un fajo de dólares, otro de reales y una medalla de oro.

Los detenidos fueron identificados como Esteban L., de 53 años, Fabián L., de 33, y Emanuel G., de 29, todos domiciliados en zona sudoeste, quienes quedaron alojados en la seccional 11ª, a disposición la Fiscalía de Flagrancia y Turno.

Según informaron fuentes del caso a El Ciudadano, el auto utilizado por los ladrones tenía pedido de captura y la patente que utilizaba también había sido robada, a un utilitario Renault Kangoo.

Pirotecnia

El más veterano de los hombres que cayeron ayer, Esteban L. (53 años), había sido detenido el 15 de noviembre pasado en una calle de la localidad de Piñero. Le achacaban haber sido uno de los integrantes de una pareja que doce días antes asaltó una fábrica de pirotecnia de Álvarez, donde redujeron a una mujer y sus hijos; los ladrones huyeron en un auto y una camioneta Ford Ranger, la misma a cuyo mando iba Esteban L. al ser detenido. El dato les llegó a los pesquisas luego de que allegados a las víctimas la reconocieran sobre la ruta 18, a la altura de Coronel Domínguez, y avisaran a la Policía.

Comentarios