Ciudad

Seguimiento diario

Barbijo, ventilación y pocas reuniones para evitar restricciones

El infectólogo Julio Befani explicó que hay un gran aumento de casos en Rosario y toda la provincia y que si no se acatan las medidas vigentes la situación va a empeorar


A partir del anuncio de restricciones del presidente Alberto Fernández para el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y la definición del gobierno provincial y municipal de no acompañar las medidas, en medio de un aumento sostenido de casos, el infectólogo, biólogo y epidemiólogo Julio Befani habló con El Ciudadano sobre la situación que atraviesa la ciudad y la provincia. ratificó que se aceleró la curva en todo el país y planteó: “Hay que ir analizando día a día, la decisión que tomó el gobernador por un periodo se va a tener que ir viendo a medida que va evolucionando. Si siguen aumentando los casos, no solo en Rosario sino en la provincia en general creo que va a tener que tomar algún tipo de medida sectorizada, localizada o focalizada como dicen”.

Por otra parte, consultado sobre si es acertada o no la decisión de no acompañar las medidas nacionales, Befani consideró: “Hay poca respuesta de la población en general habría que cumplir las medidas de ahora y después empezar a tomar otras medidas pero si no las cumplen ahora, después va a ser más difícil. Si no se cumplen las medidas instauradas ahora no sabemos si van a cumplir otras medidas nuevas y si sabés eso, es mejor no dar nuevas medidas”.

A su vez hizo foco en el comportamiento ciudadano y resaltó:  “La gente no está usando el barbijo, se usa como tapaboca y no como barbijo. No se tapan la nariz y eso no sirve, no hay que usar la palabra tapaboca porque hay personas que lo tomaron tal cual: el barbijo hay que usarlo cubriendo nariz, boca y mentón sino no sirve”.

Respecto a los cuidados, insistió: “También es necesario respetar la distancia que es fundamental y no se respeta en ningún lugar ni momento, ni siquiera en los lugares públicos. Los espacios abiertos y al aire libre no impiden la infección sino que disminuyen las posibilidades siempre y cuando se respete el distanciamiento, no se cante ni grite”.

Además del lavado de manos recordó una medida de cuidado fundamental y que recién está siendo incorporada en los últimos tiempos: la ventilación de los ambientes. Y en este sentido habló del tema de la presencialidad en las escuelas que en Santa Fe se mantiene vigente pero en AMBA se suspendió por 15 días.

Planteó que en los salones es fundamental que haya puertas y ventanas abiertas para que el aire circule, tiene que haber ventilación cruzada. Sobre esto detalló: “Es muy inconveniente el uso de ventiladores porque esto remueve el aire y es malísimo, solo deben abrirse ventanas y puertas”. Además aclaro que si hay uso de barbijo de alumnos y docentes pero aulas cerradas, es un gran problema.

Pero aún si las medidas de cuidado se respetan puertas adentros, el problema está fuera de las instituciones. “Hay que inculcar y educar a los padres y madres porque no pueden seguir reunidos con otras familias en la puerta de la escuela ni en la esquina ni en los bares. Hay que hacerles tomar conciencia. Si un chico tiene más burbujas porque desarrolla otras actividades como ir al club u otra institución educativa y si la mamá o el papá o ambos hace lo mismo entonces estamos fritos. No puede ser que los padres participen de este tipo de actividades o encuentren pero al chico se le ponen las restricciones cuando están dentro de la escuela. Aceptemos lo que estamos haciendo como adultos porque esto es más importante”, desarrolló.

Como formas de evitar la suspensión de clases presenciales además detalló que si el problema es el frío en las aulas, entonces que alumnas y alumnos vayan más abrigados a las escuelas. “Tengamos en cuenta este tipo de cosa. Dijeron tantas veces la palabra tapabocas que la gente se lo pone así, hay que decir barbijo, respetemos las distancias y si vamos a un negocio donde vemos mucha gente, no entremos. Si no nos cuidamos nosotros no nos van a venir a cuidar”, aseguró.

Más adelante, el infectólogo insistió: “El virus no circula solo sino que se traslada por las personas  y si no respetamos las medidas no disminuye la circulación del virus, sigue y los casos aumentan”.

También Befani recordó que las personas que ya se vacunaron o que transitaron la enfermedad deben seguir cuidándose porque pueden contagiar.

“Es una cadena, yo me tengo que cuidar por los otros, si cada uno lo hace somos muchísimos y esto muy importante. La responsabilidad individual incluye no ir a reuniones de muchas personas y si me junto que sea al aire libre, con barbijo y distancia”, dijo.

También advirtió: “En muchas de las cosas tiene mucha responsabilidad el gobierno que nos tiene que ir guiando pero nosotros también tenemos que asumir la responsabilidad. El gobierno tiene que preocuparse por la vacunación, estimularla y conseguir vacunas. También se tiene que preocupar por realizar más testeos, si no hacemos testeos suficientes no sabemos cuántos casos positivos hay y no se pueden aislar los contactos estrechos. Estamos muy por arriba de los valores estipulados como ideales de positividad, que tienen que ser del 10 por ciento. Hoy estamos por arriba del 30 por ciento, tenemos que tratar de hacer tantos testeos posibles para que bajen y ver si estás testeando suficiente. Esta herramienta te da la posibilidad de aislar a los casos confirmados y sus contactos estrechos para cortar la cadena de contagios”.

A trece meses del inicio de la pandemia en la ciudad, recordó la importancia de cumplir los aislamientos obligatorios y preventivos. Esto implica no salir del domicilio bajo ninguna circunstancia, ni siquiera para ir a un negocio. Para aquellos que convivan con más personas, es importante el uso del barbijo en los ambientes y no compartir ningún elemento.

Comentarios