Edición Impresa, Policiales

Clan Cantero

Banda de los Monos: enjuician a un proveedor

Enfrenta juicio en Corrientes por carga de marihuana incautada en 2013.


El Tribunal Oral Federal de Corrientes estableció que el próximo 6 de septiembre comiencen las audiencias del juicio que se seguirá contra tres hombres y una mujer detenidos en 2013 en esa provincia luego de que se les incautara a dos de ellos marihuana que transportaban en dirección a Entre Ríos. Uno de ellos es Elías Javier Sánchez, sindicado proveedor de cannabis de la banda de los Monos y quien, a partir de uno de sus apodos, terminó bautizando el operativo Los Patrones por el cual la Justicia federal rosarina desbarató a fines de noviembre del año pasado cuatro búnkers, una cocina de cocaína y un centro de acopio del clan Cantero.

Quienes se sentarán en el banquillo con Sánchez son Gustavo Miguel Brouchoud y Cristián Adrián Pardo, quienes habían sido detenidos en Corrientes el 4 de diciembre de 2013 en el marco de una investigación que condujo el fiscal federal Flavio Ferrini. Estos dos hombres habían sido interceptados con una carga de 98 kilos de marihuana y casi un kilo de cocaína mientras se dirigían a la ciudad entrerriana de Colón.

En relación con la cuarta imputada, Griselda Noemí Gómez, se pudo establecer mediante los allanamientos realizados en el marco de la investigación que se encontraba a cargo de la preparación de cocaína para su posterior puesta en circulación en forma de tizas.  De este modo, el fiscal le imputó el delito de preparación de estupefacientes agravado por la intervención de tres personas, en calidad de autora.

Durante la investigación, que incluyó escuchas telefónicas y datos obtenidos por el entrecruzamiento de las comunicaciones entre los acusados, como así también tareas de inteligencia por más de un año por parte de Gendarmería Nacional, la Fiscalía determinó que Pardo llamó a Sánchez para avisarle que, durante uno de los viajes, el vehículo había impactado contra un animal, por lo que pidió que trasladara la carga hasta la ciudad de Saladas, Corrientes. La Unidad Especial de Procedimientos Judiciales de Corrientes y del Escuadrón 48 de esa provincia, ambas dependientes de Gendarmería, participaron en el operativo que interceptó un vehículo que era conducido por Pardo, que oficiaba de custodio de la camioneta con la carga de sustancias ilegales que iba al mando de Brouchoud. Este último intentó girar en U y tomar un camino alternativo, pero fue detenido.

Durante el operativo, se incautaron 117 paquetes con una sustancia vegetal que dio positivo para marihuana y 100 cápsulas envueltas en cinta que dieron positivo para cocaína. A través de las escuchas telefónicas, la Fiscalía supo de la compra de Pardo a Sánchez de 100 kilos de marihuana y dos de cocaína.

Los Patrones

Según el fiscal Ferrini, Sánchez era la persona que  “intercambiaba marihuana por cocaína y vehículos robados o adulterados” con la banda de los Monos, como así también se dedicaba a la venta de drogas, teniendo para ello diversos distribuidores en Corrientes.

La causa Los Patrones se originó en febrero de 2015 y derivó el 30 de noviembre pasado en más de 40 allanamientos, con el secuestro en Chaco y Corrientes de 700 kilos de marihuana y, en Rosario, de 5 kilos de cocaína.

Según el fallo por el cual el juez Marcelo Bailaque procesó a 23 personas, Máximo Ariel “Guille” Cantero y Jorge “Ema” Chamorro lideraban la banda desde la cárcel de Piñero, donde estaban detenidos por causas ante el tribunal provincial (luego fueron trasladados). Como eslabones necesarios, fueron encausadas las esposas de estos dos acusados, además de Diego Cuello,  dueño de la narcochacra de Alvear donde se incautaron 19 kilos de droga en abril de 2013, aunque en el juicio terminó absuelto luego de que la Fiscalía decidiera no acusarlo por irregularidades en el allanamiento. Ya este año cayó en Ibarlucea el sindicado encargado de la logística para el transporte de la marihuana desde Corrientes, Luis Peñalba, mientras que el 27 de mayo pasado fue apresado Kevin Q., de 20 años, sindicado como un eslabón de la cadena de comercialización en los cuatro búnkers de zona sur desbaratados.

Carlos Elías Sánchez era conocido, según el fallo de Bailaque, como Patrón, Paraguayo o Rata, quien en una escucha telefónica fue quien acordó, según la acusación, con Peñalba que iban a hacer una “bajada” de marihuana hacia Rosario, intercepción telefónica que fue clave para que la Justicia decidiera entrar en la fase final de la pesquisa con la incautación de marihuana en Chaco y Corrientes, además de los allanamientos en Rosario. Aunque no dictó la captura de Sánchez, Bailaque dispuso en aquel momento su citación.

Comentarios