Policiales

Sin descanso para las balas

Balearon el frente de la casa del hermano de Japo Saboldi y dejaron una nota

El ataque se produjo la noche del martes cuando autores desconocidos abrieron fuego contra el frente de la vivienda ubicada en un pasillo de la localidad de Villa Gobernador Gálvez. El dueño de casa escuchó detonaciones y encontró varios agujeros en la puerta y la pared de la propiedad


Imagen: archivo.

Un hombre de 30 años denunció que su casa fue baleada en la localidad de Villa Gobernador Gálvez. El ataque se registró en una vivienda ubicada en un pasillo que se encuentra a unos 50 metros de la calle. El frente recibió al menos 6 impactos y no hubo lesionados. Dejaron una esquela en el lugar y aunque no se conoció el contenido, la mecánica es idéntica a la utilizada por las organizaciones criminales para que quedarse con las viviendas de sus víctimas. Según trascendidos, el dueño de casa es hermano de Miguel “Japo” Saboldi, quien fue asesinado en abril de 2013 en un incendio intencional cuando estaba preso en la ex Alcaidía, de avenida Francia al 5200.

Pasadas las 22 de este martes, al menos dos atacantes llegaron hasta el domicilio ubicado en un pasillo en pasaje Capuchino al 2700 de la vecina localidad y abrieron fuego contra el frente.

Tres impactos dieron en la puerta y otros tres en la pared de la casa, contó una fuente policial. La víctima escuchó las detonaciones, salió y se encontró con los orificios. Si bien no hubo que lamentar víctimas, trascendidos de los residentes dejaron entrever que sólo se trató de suerte ya que uno de los plomos pasó muy cerca de una niña.

Allegados contaron que la víctima es hermano de Miguel “Japo” Saboldi. Este hombre había sido detenido a principios de abril de 2013 en una chacra de Alvear en un procedimiento ordenado por el entonces juez de instrucción Juan Carlos Vienna en el marco de una controvertida investigación por el robo a la casa de electrodomésticos Calatayud. En la chacra detuvieron a seis personas, entre ellas estaba Japo, quien fue una de las tres víctimas fatales del incendio intencional ocurrido el 12 de abril de 2013 en la entonces Alcaídia de Policía.

Con respecto a la causa de la chacra de Alvear, terminó desdoblándose porque en el lugar se encontraron armas y estupefacientes. Por lo que hubo investigación en el fuero federal y el ordinario. En la justicia provincial terminó con todos los procesamientos revocados y un pedido de investigar las irregularidades que hubo en el allanamiento. En la filmación de la medida judicial se vio a un uniformado retirarse con una bolsa que nunca se determinó su contenido.

Norma Acosta, viuda de Japo y militante social, aseguró desde un primer momento que se trató de una causa armada y a lo largo todo estos años sostuvo que el incendio en la Alcaidía estuvo dirigido para asesinar a su pareja. Acosta cumple prisión domiciliaria luego de que la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario le confirmara una condena a 6 años de prisión por comercio de estupefacientes.

Las otras dos víctimas fatales del incendio fueron: Guillermo Benavente, un pesado de barrio Tablada detenido por el homicidio de Ariel “Pochocho” Ruiz, y el interno Darío Escobar por quemaduras en un 90 por ciento del cuerpo y una herida punzo cortante en el hemitórax izquierdo.

Comentarios