Edición Impresa, Policiales

zona norte

Balean a policía y apresan a joven, que denunció golpiza

Suboficial sufrió roce de plomo en la cabeza en Barra y Einstein, a donde fue por un robo. El sospechoso quedó detenido.


Un joven de 22 años fue apresado en el mediodía de ayer acusado de provocarle un roce de bala en la cabeza a un policía en Einstein al 6200, en barrio Ludueña Norte. Además, los uniformados detuvieron a otros tres muchachos en la misma cuadra. El personal de Comando Radioeléctrico se había presentado allí tras un llamado al 911 por un intento de robo, lo que se corroboró con la denuncia de dos personas horas después del tiroteo. El suboficial se recuperaba en el Heca mientras que la madre del detenido pidió ante la prensa, en la puerta de la seccional 12ª, asistencia médica para su hijo porque al parecer fue víctima de una golpiza policial.

Ayer después del mediodía un vecino hizo un llamado anónimo al 911 para alertar que un motociclista armado había intentado asaltar a una joven en Einstein y Barra, en la zona noroeste. El personal de Comando Radioeléctrico iba en un móvil por Barra y a la altura del 300 bis se encontró con un grupo de muchachos, afirma la versión policial.

Siempre de acuerdo con este relato, cuando los uniformados se bajaron para identificar al grupo fueron recibidos por al menos dos detonaciones de parte de un joven en moto. Producto de los disparos, un suboficial recibió un roce de bala en la cabeza y otro plomo se incrustó en el patrullero. En ese mismo momento, los policías redujeron a José Luis N., de 22 años, y le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros con cuatro cartuchos detonados y una Honda biz de 110 cc, dejaron asentado en un acta. La moto contaba con pedido de secuestro tras una denuncia por robo radicada en la comisaría 18ª de la zona sudoeste. En el lugar, los uniformados detuvieron a otros tres vecinos. A Gabriel I., de 19, y Ramón G., de 28, los voceros consultados no especificaron de qué estaban acusados. Sí que Alejandra M., de 22, había sido demorada por obstruir el accionar policial. Todos fueron trasladados a la seccional 12ª. El suboficial fue llevado a la guardia del Heca, donde le diagnosticaron un roce de bala en el cráneo y quedó internado sin riesgo de vida, explicaron las fuentes oficiales.

Las denuncias

Ya por la tarde, Rocío, de 26 años, se presentó en la comisaría de Pedro Lino Funes 255 bis. Contó que cerca de las 13 estaba por subirse a su camioneta Ford Ranger gris cuando un motociclista se le acercó con intenciones de robo. La chica forcejeó y el asaltante hizo un disparo que impactó en la ventanilla del conductor y salió por el parabrisas. Los vecinos escucharon el tiro y ahuyentaron a los gritos al asaltante, reconstruyeron los pesquisas. Después, se presentó Esteban, de 21, quien denunció haber sido víctima de un intento de robo por parte de un solitario motociclista en Ludueña Norte. Forcejeó y al ladrón se le escapó un tiro y optó  por irse. Ninguna de estas víctimas terminó herida, explicaron los investigadores.

Casi en paralelo, en la puerta de la comisaría la madre de José Luis N. denunció que su hijo había sido golpeado por policías y necesitaba asistencia médica. Al cierre de esta edición, el estado de salud del detenido no había sido informado.

Comentarios