Policiales

Violencia urbana

Balean a dos pibes en barrio Godoy; uno quedó detenido

Dos jóvenes quedaron internados en el Heca tras ser baleados en las piernas, en un hecho que la Policía tabuló como enfrentamiento entre bandas. A uno de ellos la Policía le secuestró un revólver, por lo que será imputado por portación ilegal de arma de fuego


Dos jóvenes debieron ser trasladados este miércoles por la noche al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) tras ser baleados en las piernas en un sector de barrio Godoy a la vera de Circunvalación, hecho que la Policía tabuló como enfrentamiento entre bandas. A uno de ellos la Policía le secuestró un revólver, por lo que se le dio intervención a la Unidad Fiscal de Flagrancia, que lo imputará por portación ilegal de arma de fuego.

La secuencia comenzó al filo de la medianoche. Una llamada al 911 dio cuenta de una balacera en Estudiante Aguilar al 7500 (Circunvalación y La Paz); al llegar, efectivos del Comando hallaron una moto tirada en la calle y, alrededor, vainas servidas e intactas. Sin embargo, ningún vecino se asomó para dar testimonio de lo ocurrido.

En ese momento, a través de la central 911, un alerta informó acerca de una persona herida en el patio de una vivienda, con el detalle de que portaba un arma de fuego. Así las cosas, reparticiones del Comando, Policía de Acción Táctica (PAT) e Infantería efectuaron un rastrillaje a pie, guiados por el relato que recibía la operadora telefónica por parte de una vecina.

En el marco de la búsqueda, un uniformado de la PAT observó en un pasillo a un joven agazapado, el que presentaba una herida en una pierna y portaba un revólver. Casi al unísono, dieron con otro muchacho escondido, indicaron desde el Ministerio de Seguridad.

En calidad de demorados, tanto Joel O., de 18 años, y Esteban R. D., de 20, fueron traslados al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez. En la guardia, los médicos diagnosticaron para el primero una herida de arma de fuego en glúteo izquierdo; el otro recibió un tiro en la rodilla derecha que provocó una fractura. De acuerdo con el parte médico, ambos quedaron en observación y sus vidas no corren peligro.

El caso quedó en manos del fiscal de Flagrancia en turno, quien ordenó que Esteban R. D. quede internado bajo custodia. Se prevé una audiencia imputativa por el delito de portación ilegal de arma de fuego para este viernes a las 15.30.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios