Edición Impresa, Policiales

zona norte

Balean a dos hermanos, buscan al agresor y encuentran drogas


Dos hermanos de 18 años fueron atacados a balazos ayer por la madrugada en el extremo norte de la ciudad desde vehículos en movimiento. Uno recibió un tiro en la muñeca y fue dado de alta y el otro se llevó la peor parte. Un plomo le entró en el tórax y al cierre de esta edición estaba grave. La Policía sindicó al célebre Ema Pimpi como uno de los agresores y realizó dos allanamientos ordenados por el fiscal de Homicidios Adrián Spelta. El muchacho buscado no apareció pero en una de las viviendas encontraron alrededor de 80 envoltorios de cocaína y detuvieron a tres hombres que quedaron a disposición de la Justicia federal.

Según los investigadores, Juan y Marcos M., dos hermanos de 18 años, fueron atacados a balazos alrededor de las 3.30 de ayer en inmediaciones de Calvo y Gallardo, de barrio Casiano Casas. Ambos fueron auxiliados por un móvil del Comando Radioeléctrico hasta el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Juan tenía un disparo en la muñeca derecha y Marcos un tiro en el lado izquierdo del tórax, que lo dejó internado en grave estado. Por eso se le dio intervención al fiscal Spelta, quien encaró el ataque como una tentativa de homicidio y pidió que se realice un relevamiento de cámaras y se busquen testigos presenciales.

Según las primeras averiguaciones realizadas por la Policía de Investigaciones (PDI), los hermanos fueron atacados desde dos vehículos. Dos de los agresores iban en una motocicleta Honda Tornado y los otros cuatro en un Peugeot 307 gris. Los pesquisas, a cargo del jefe de la Sección Homicidios de la PDI Diego Sánchez, dijeron que entre los atacantes se encontraba Emanuel “Ema Pimpi” Sandoval, el joven que se hizo célebre en las crónicas policiales por ser el único condenado de atentar contra la casa del ex gobernador Antonio Bonfatti, hecho que le valió una pena  a tres años y medio de prisión. También señalaron a su hermano Lucas como partícipe de la balacera de ayer. El fiscal Spelta dispuso la captura de ambos y ordenó allanamientos en dos viviendas de Cavia al 1300 y al 1400.

Sorpresa

En el primer domicilio los uniformados dieron con la ex mujer de Ema y su hijo menor y se llevaron secuestrados tres celulares y un handy. En el segundo tampoco hallaron a los muchachos que buscaban pero dijeron haber encontrado material estupefaciente, por lo que suspendieron el acto y notificaron al fiscal Spelta, quien comisionó al lugar a personal de la Policía Federal Argentina (PFA).

Cocaína

Voceros del caso dijeron que en el lugar secuestraron 87 envoltorios con cocaína, material de estiramiento, 1.800 pesos en efectivo, precintos plásticos de color rojo, una libreta con anotaciones, cartuchos calibres 14, dos cartucheras para guardar pistolas, un pasamontañas, otros seis celulares y seis tarjetas de memoria. Quienes estaban allí quedaron detenidos y fueron puestos a disposición de la Justicia federal por la ley 23.737 de comercialización de estupefacientes. Las fuentes los identificaron como Diego Alejandro P., de 29 años, Juan Ramón F., de 39, Maximiliano Sergio V., de 20 y una chica de 14.

Una de las hipótesis que manejan los pesquisas sobre el ataque es que los hermanos fueron baleados en el marco de una disputa territorial por la venta de drogas. Según esa versión, las víctimas de la balacera trabajaban en la misma banda de sus agresores, pero intentaron abrirse por su cuenta,  lo que habría provocado una represalia a tiros.

Comentarios