Edición Impresa, Policiales

parque casas

Balean a cuñado de Alexis Berti y está grave

Para la familia de los heridos, el gatillo fue apretado por un vecino que tiene nombre y apellido y que, además después de disparar llevó a los heridos al hospital.


El martes se cumplió un mes de la muerte de Alexis Berti, el hombre de 30 años ultimado de un balazo policial en un oscuro episodio en Parque Casas. La Policía relató un enfrentamiento armado. Los testigos: una ejecución. Desde entonces sus allegados se movilizaron varias veces para reclamar justicia y denunciar hostigamiento policial. Anteanoche, un cuñado de Berti recibió un tiro en el pecho que lo dejó al borde de la muerte. Su hermano menor fue baleado en un pie. La Fiscalía no tomó cartas en el asunto porque, según “las actuaciones policiales”, los hermanos se balearon solos, accidentalmente cuando manipulaban un arma. Pero la familia de lo heridos acusó a un almacenero de dispararles a “quemarropa” en una discusión y aclaró que el comerciante es uno de los testigos de la muerte de Berti que no se anima a declarar porque tiene un hermano adentro de la fuerza.

“Matías tiene 22 años. En este momento está en terapia intermedia del hospital Alberdi con estado reservado. La bala le tocó el pulmón y lo están drenando para ver si lo pueden operar”, dijo anoche su cuñada Antonela. Y lamentó que una vez más la versión que se dio a conocer del ataque no tiene nada que ver con lo que pasó.

Este miércoles, la noticia que recorrió los medios decía que dos jóvenes manipulaban un arma en Casiano Casas y Blas Parera que se les accionó por accidente. Primero se le disparó al mayor y luego el arma cayó al piso y en el golpe se gatilló sola y le dio en la pierna al menor. Esa es la versión que brindó ayer la Fiscalía basada en actuaciones policiales. “Por el momento no interviene ningún fiscal porque no hay responsabilidad penal aparente”, dijeron desde el Ministerio Público de la Acusación y agregaron que el arma fue secuestrada y se envió a peritar.

Para la familia de los heridos, el gatillo fue apretado por un vecino que tiene nombre y apellido y que, además después de disparar llevó a los heridos al hospital.

“Fue una pelea de barrio entre borrachos. Mi cuñado Matías estaba con su hermano Milton y otro chico bebiendo afuera del almacén. En un momento, el dueño, Darío T., empezó a discutir con Matías y empezaron a pegarse entre ellos. Hasta que Darío sacó un arma y le disparó un tiro en la pierna a Milton y otro en el pecho, a quemarropa, a mi cuñado”, contó Antonella. La joven dijo que, después, la esposa del almacenero y su mamá se pelearon. “Mi mamá vio a Matías tirado en el piso lleno de sangre y creyó que estaba muerto. Revivió la muerte de Alexis. Se puso muy mal y se peleó con Luján, la esposa del almacenero”, agregó Antonella. También dijo que Darío, después de disparar, llevó a los heridos al hospital Alberdi.

“Mi hermana Mélani (esposa de Matías) está destrozada, como todos nosotros. Porque por ser la familia «del choro que mató la policía» siempre tenemos todo en contra. Nos sentimos desamparados”, dijo Antonella. “Ahora nos enteramos que la mujer del almacenero denunció. Dijo que mi hermana la golpeó. Pero miente para favorecer a su marido. Otra vez está todo arreglado por la Policía, que está atrás de todo”, añadió.

Oscuro episodio

El fiscal Adrián Spelta investiga el homicidio de Alexis Berti, que murió de un disparo policial el mediodía del 13 de mayo en Vila al 1700. El plomo le ingresó por la axila sin tocarle el brazo. Según su familia, como tenía un pedido de captura la Policía le sacaba dinero cada vez que podía. Por eso, ese día huyó al trote de efectivos del Comando  Radioeléctrico y trató de escabullirse por los techos de una vivienda familiar. Cuando vio que no podía huir, levantó las manos y gritó: “Pará, pará, me entrego” y se arrodilló. La Policía dio otra versión, dijo que escapaba con dos armas en mano y que le dispararon en un enfrentamiento.

Comentarios