Policiales

Imputan a dos jóvenes

Balas en Tablada: los de Spiro contra los del Puente

Una vivienda de Spiro al 300 bis recibió cinco disparos en la mañana del miércoles; poco después la Policía detuvo a dos jovenes sospechosos. Conocedores del conflicto señalan a dos gavillas en pugna, herederas de una vieja disputa que se cobró un tendal de muertes


Imagen de archivo.

Pocos minutos habían pasado de las 11 del miércoles, cuando las balas volvieron a sonar en Villa Manuelita, la zona delimitado por bulevar Seguí, avenida Uriburu, Grandoli y el acceso Sur, al este de Tablada. Según indicaron fuentes policiales, en un pasillo de Spiro al 314 bis una mujer denunció que un joven motorizado descargó una ráfaga de plomo sobre la planta alta de su vivienda, en la que convive con su pareja y el hijo de ésta. La mujer que recibió a la Policía, Verónica N., aportó las características del tirador; luego de un patrullaje por la zona los efectivos dieron con un sospechoso de 20 años en inmediaciones de una casa precaria, quien fue detenido junto con un compinche que lo acompañaba.

Sobre la fachada de la vivienda quedaron las marcas de cinco plomos. Juan Manuel C., de 20 años y Esteban S. serán imputados este viernes por el delito de amenazas calificadas, indicaron fuentes judiciales.

Cuentan quienes conocen el barrio –siempre bajo reserva de identidad– que las balas se enmarcan en una reciente disputa barrial conocida como los de Spiro contra los del Puente (por los del puente de hierro de Seguí y Cepeda, enel bajo Ayolas), o bien la gavilla del Gordo Iván contra la banda de Miguelito, que durante 2018 ya sumó conflictos armados, la mayoría no denunciados y que ponen en jaque a los vecinos ajenos a las broncas, como ocurrió a mediados de agosto, cuando los habitantes del lugar escucharon más de 50 disparos de fuego cruzado. En esa zona durante a fines de la década pasada y hasta hace unos años dirimieron las diferencias a sangre y fuego la banda del Puente contra la del Tanque, referenciados en los clanes Alcaraz y Benavente, respectivamente. La saga, que comenzó en 2009 con el asesinato de Joel Alcaraz, diezmó a ambas familias hasta que en 2012 los enfrentamientos mermaron, o bien cambiaron de actores y los bandos mutaron.

El Gordo Iván, agregan las fuentes, es hijo de una vieja conocida de la crónica policial, Emilse P., cuya vivienda recibió los cinco tiros. “Aunque esta mujer esta vez no tiene nada que ver, la engarrona el hijo, que se anda ganando enemigos”, aclaró un conocedor del paño barrial, para agregar: “Tiene que ver con broncas que se retroalimentan y robos, no hay un trasfondo narco ni son bandas de peso”.

Voceros del caso expresaron que uno de los detenidos, Juan Manuel M., presentaba un pedido de captura a solicitud del juzgado de Menores 3º por tentativa de robo calificado, en un hecho del 7 de diciembre de 2016.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios