Policiales

Ataques mafiosos

Balaceras: cae gavilla que responde a Los Monos

Siete personas quedaron detenidas este miércoles tras una docena de allanamientos que se realizaron en el marco de la investigación por la saga de intimidaciones contra funcionarios del Poder Judicial. Hallaron armas y unas 400 dosis de estupefacientes, entre marihuana y cocaína


Cinco hombres y dos mujeres quedaron detenidos este miércoles luego de que personal de la Brigada Operativa de la Policía de Investigaciones (PDI) llevara adelante una docena de allanamientos en el marco de la investigación por los 18 ataques contra edificaciones vinculadas con funcionarios judiciales y policiales, entre ellas las balaceras al Centro de Justicia Penal y a la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Tras los operativos, los uniformados se incautaron de cuatro armas de fuego junto con cocaína y marihuana fraccionada para la venta. Para los pesquisas se trata de una banda que se dedica al narcomenudeo en la zona sudoeste y que responde a las órdenes del ex líder de la banda Los Monos Ariel “Viejo” Cantero. En relación con los ataques que sufrieron los edificios junto a los funcionarios judiciales y policiales, uno de los herederos del clan, Ariel “Guille” Cantero, fue imputado en octubre pasado por instigar siete de estos ataques.

El comisario Ernesto Gaudencio, jefe de Operaciones de la PDI, indicó que tras una serie de medidas ordenadas por el fiscal de Gravedad Institucional Matías Edery, en relación con las balaceras que sufrieron funcionarios judiciales y policiales, descubrieron a una banda que operaba en la zona sudoeste sindicada por hechos de violencia que implicaban el uso de arma de fuego y también la comercialización de estupefacientes.

Para los pesquisas, la organización tenía como territorio el sector comprendido entre las calles: avenida del Rosario al sur, bulevar Seguí al norte, avenida Francia al este y avenida Circunvalación al oeste que estaba liderada por Ariel “Viejo” Cantero, fundador del clan asentado en barrio La Granada, describieron los voceros.

En ese marco, el fiscal solicitó una docena de allanamientos para los domicilios señalados por el personal de la PDI y este miércoles a primera hora se llevaron adelante en simultáneo en: bulevar Avellaneda al 4700, 4900 y 5200; Casal al 4000, Las Flores al 3600, Catalina Mano al 5200.

Tras los operativos, los pesquisas secuestraron en las viviendas de Casal al 4000 unas 400 dosis de marihuana y en Catalina Magno al 5200 algunas bochitas de cocaína fraccionadas para la venta mientras que de las restantes secuestraron revólver calibre 357 Magnun, una pistola 22 marca Beretta, una pistola 9 milímetros Browning y otra, .380, marca Bersa, junto a gran cantidad de municiones. También hallaron una moto Kawasaki de 250 centímetros cúbicos, la cual tenía la numeración del motor adulterada.

En este caso, además de la Justicia provincial se le dio intervención al fuero federal por el hallazgo de los estupefacientes.

A su vez, los apresados, de quienes los voceros aclararon que no quedaron detenidos por los ataques al Poder Judicial sino por las armas incautadas, fueron identificados como: Ezequiel R., de 30 años; Miguel J., de 49; Diego N., de 27; Luis D. de 40; María A., de 29; Alberto F., de 27, y Valeria D., de 34.

El comisario Gaudencio agregó que la pistola 9 milímetros hallada en la vivienda de Avellaneda al 4700, donde cayó Ezequiel R., fue enviada a peritar para determinar si pudo haber sido utilizada en alguno de los ataques que sufrieron las ex viviendas, o casas de allegados, de funcionarios de la Justicia y de la Policía o en las balaceras contra las sedes judiciales.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios