Policiales

Atendidos en diferentes hospitales

Balacera en zona norte: tres jóvenes heridos

Un muchacho de 24 y dos menores de 14 y 17 años resultaron con heridas de arma de fuego. El hecho sucedió en Larrechea y Avalos. La Policía acudió al lugar por un llamado al 911 por detonaciones y heridos


Un joven y dos adolescentes resultaron heridos de arma bala en un episodio en el que hasta el momento se desconocen las causas. Sucedió en la esquina de Larrechea y Avalos, en barrio La Cerámica, en zona norte. Fuentes policiales informaron que acudieron al lugar por un llamado al 911 por detonaciones y heridos.

A consecuencia de los disparos, resultaron heridos Maximiliano A., de 24 años; y Santiago C., de 17. Ambos fueron atendidos en el hospital Alberdi por disparos en las piernas y el pecho, indicaron fuentes policiales. La peor parte se la llevó Enzo H., de sólo 14 años. Un plomo que le impactó en la panza le perforó el hígado y el intestino; el adolescente lucha por su vida en el hospital Alberdi.

Por Enzo, una cadena de oración circula en las redes sociales. “Dejamos todo en manos del señor”, postearon amigos

En diálogo con la prensa, la madre de Santiago, uno de los chicos baleados quien recibió un roce en la rodilla, fue precisa: “Ellos pasan siempre y tiran”. Sin hacer referencia a la identidad de los agresores, la mujer recordó que desde ese mismo automovil –se presume un Chevrolet Corsa– ya habían partido balas en dos ocasiones, por la misma zona, en un lapso de 15 días. “Pasaron gritando Churrasco no sé qué”, dijo la mujer, en lo que parecería ser una referencia al vecino barrio de la zona norte. De acuerdo con lo relatado por la mujer, los tres amigos se habían juntado a comer  una raviolada en esa casa color violeta de Larrechea y Ávalos: “Como no quiero que mi hijo se vaya yo prefiero que venga con sus amigos acá”. Fue cuando estaban sentados en la vereda que el auto pasó y desató una lluvia de balas sobre los tres amigos. Un auto llevó a dos y una moto socorrió a otro.

Desde el área de prensa de Fiscalía indicaron que el caso está en manos de Marisol Fabbro, fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos. “Hasta el momento las víctimas no aportaron mayores datos. Se espera su evolución para entrevistarlos. Hay medidas en curso para dilucidar la mecánica”, indicaron a este diario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios