Edición Impresa, Política

Inundaciones

Bajan los ríos Paraná y Salado

En las últimas horas no se registraron precipitaciones abundantes y esto permitió algo de escurrimiento en zonas anegadas. En la provincia de Santa Fe permanecen evacuadas unas 1.800 personas que viven en 23 localidades.


Los ríos Paraná y Salado continúan descendiendo en la provincia de Santa Fe, pero permanecen evacuadas 1.825 personas, correspondientes a 468 familias que viven en 23 localidades, según informó ayer Protección Civil.

Un detalle importante es que desde ayer por la mañana no se registran lluvias copiosas, lo que permitió un poco de escurrimiento de aguas en zonas anegadas por la intensas precipitaciones de las últimas semanas.

Al cierre de esta edición en la autopista Rosario-Santa Fe se producía un corte en ambos sentidos por el desborde del arroyo Colastiné, en el kilómetro 103, entre las localidades de Arocena y Coronda (ver página 6). Para hoy regía un alerta por posibles lluvias fuertes en la región.

Tal como se realiza periódicamente pero intensificado desde la declaración de la emergencia hídrica, se realizan tareas de mantenimiento y rectificación de zanjas y cunetas en las diferentes localidades afectadas.

En la ciudad de Santa Fe, los trabajos, que se desarrollan con especial énfasis en las zonas más críticas, se llevan a cabo con camiones desobstructores y el trabajo coordinado de más de 30 cuadrillas de empleados municipales.

El objetivo primordial es disminuir el riesgo de acumulación de agua y garantizar el ingreso y egreso de vehículos.

Además, se realiza un monitoreo permanente del sistema de defensas y se supervisan las estaciones de bombeo y los sectores reforzados con bombas móviles en toda la ciudad, que funcionan al pleno de su capacidad.

En cada sector inundado además se brinda asistencia social y sanitaria, con atención médica para atender casos especiales; además de contar con un dispositivo especial de seguridad.

Leche aguada

En cuanto a las pérdidas ocasionadas por inundaciones y lluvias intensas, el secretario de Lechería del Ministerio de la Producción de la provincia, Pedro Morini, realizó una recorrida en helicóptero por las principales zonas de la cuenca lechera afectadas por la emergencia hídrica.

Luego del sobrevuelo, puntualizó que “el 80 por ciento de la zona tambera está bajo agua” y describió que “los campos están saturados, con la hacienda hacinada en distintos lugares”.

“Las mayores masas de agua que visualizamos se ubican en Presidente Roca, Castellanos, Santo Domingo, San Antonio, Fraga y Ramona. Otra zona muy complicada es la de Suardi hacia el este y los campos aledaños a San Guillermo y, en el departamento Las Colonias, la localidad de Cululú”, indicó Morini.

Nación “asistirá” a productores afectados

El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, reiteró ayer que el gobierno va a ayudar a productores agropecuarios afectados por la lluvia y las inundaciones, al tiempo que estimó las pérdidas entre 10 y 20 por ciento.

En declaraciones radiales, Buryaile recordó que anteayer recorrió la zona afectada con el presidente Mauricio Macri y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y volvió a asegurar: “Vamos a ayudar a los productores”

El funcionario afirmó que “hay una pérdida estimada de los lotes de entre un 10 y un 20 por ciento” y se mostró confiado en que “entre el 50 y el 70 por ciento de los lotes depende de cómo se comporte el tiempo, todavía se pueden salvar”, mientras que “entre el 10 y el 20% están fuera de peligro”. Tras señalar que “es poco el fondo de emergencia agropecuaria”, en cuanto a cantidad de dinero, indicó: “Lo que más me preocupa es lo de la lechería”.

Hay 4 mil evacuados

Unas 4.000 personas siguen sin poder regresar a sus hogares en Formosa, fundamentalmente por la crecida del río Paraguay, que en las últimas horas registró un descenso y se ubicó en 8,28 metros, dos centímetros por debajo del nivel de evacuación.

En la Sociedad Rural de Formosa son asistidas 14 familias que llegaron desde la ciudad de Alberdi (Paraguay) los primeros días de enero. En la fronteriza ciudad de Clorinda, en tanto, los afectados se ubican en la vera de la ruta nacional 11, camino a Puerto Pilcomayo, donde el río homónimo continúa en etapa de evacuación a una altura de 6,83 metros.

La cantidad de evacuados por el gobierno provincial disminuyó en las últimas semanas.

Comentarios