Edición Impresa, Policiales

Tiroteo

Baigorria: matan a un comerciante durante un robo

Cuatro hombres armados ingresaron ayer al mediodía a un comercio ubicado en el centro de Granadero Baigorria, al parecer con intenciones de robo, y cruzaron disparos en el interior del local con el hijo del propietario, de 34 años.


Cuatro hombres armados ingresaron ayer al mediodía a un comercio ubicado en el centro de Granadero Baigorria, al parecer con intenciones de robo, y cruzaron disparos en el interior del local con el hijo del propietario, de 34 años. Como resultado, éste resultó con dos heridas en el pecho que le causaron la muerte horas después, mientras que uno de los asaltantes terminó herido con tres impactos que le provocaron una hemiplejía, dijeron voceros de la investigación. Los tres restantes escaparon en uno de los autos en que habían llegado, no sin antes vaciar los cargadores de dos pistolas contra el frente del negocio, añadieron las fuentes. Anoche, los investigadores estaban a la espera de un perito para observar las imágenes de la videofilmadora que tiene el comercio, casi al mismo tiempo en que más de un centenar de vecinos manifestaban en la plaza principal de la localidad, a una cuadra del lugar del feroz tiroteo, en pedido de seguridad.

El hecho ocurrió poco después de las doce de ayer en La Casa de las Porcelanas, un tradicional polirrubro ubicado en San Lorenzo 1226, en una edificación en forma de ele que también tiene entrada por calle Alvear, cerca de la Municipalidad de Granadero Baigorria. Allí, según fuentes de la pesquisa, sólo estaba Edgardo Manuel Giménez, de 34 años e hijo del propietario.

Voceros del caso dijeron que los asaltantes eran cuatro y llegaron en dos autos: un Toyota Corolla negro y un Nissan Tiida blanco. “En principio, entraron dos por el frente del comercio y los otros ya habían ingresado por calle Alvear, ya que detrás del local encontramos un Rottweiler muerto de un disparo”, dijo un portavoz policial.

Tal vez alertado por el tiro mencionado, se presume que el comerciante tomó un revólver calibre 32 que tenía a mano y al ser acorralado se desató un intenso tiroteo, del cual no está clara la mecánica, ya que hasta anoche los investigadores no habían podido tener acceso a la filmación de una cámara de seguridad ubicada allí dentro.

Lo cierto es que la balacera puso en fuga a los asaltantes, que se subieron al Toyota y escaparon. “Antes dispararon contra el frente del local para cubrir la huida: encontramos tres decenas de cápsulas servidas nueve milímetros en la vereda”, dijo la misma fuente.

Dentro de la propiedad quedó el comerciante herido por dos tiros de nueve milímetros en el tórax, por lo que fue derivado al hospital Eva Perón, donde falleció a media tarde.

También se encontraba Sebastián Miguel A., de 29 años y domiciliado en la zona sur de Rosario. “El comerciante le metió tres tiros: en cuello, brazo y tórax izquierdo, y quedó hemipléjico”, describió otro vocero de la investigación sobre este detenido, a quien se le incautó una pistola nueve milímetros. Y añadió: “Dentro del local había plomo a granel. Se metieron bala en serio”.

En el lugar quedó abandonado el Nissan que, según se determinó, usaba las chapas de un auto similar al que se las habían robado anteayer. “Esperamos las filmaciones por donde dicen testigos que escaparon para ver si conseguimos la patente del Toyota, pero es probable que también hayan sido cambiadas”, informó esta fuente.

El mismo vocero estimó que los ladrones bien pudieron tener un dato erróneo: “Semejante despliegue para un comercio de estas características es inusual, ya que en el lugar no había plata grande”.

El caso es investigado por la Unidad Especial de Homicidios Dolosos de la Fiscalía Regional, con auxilio del personal de la comisaría 24ª.

Comentarios