Edición Impresa, Política

Apretados

Bahco, sin segundo semestre, se frena: planean 190 suspensiones

Será por 15 días en diciembre, debido a la caída de ventas, tendencia que ya lleva un año y se profundiza cada vez más.


La firma Bahco, con planta en la ciudad de Santo Tomé (departamento La Capital), planea suspender por 15 días a sus 190 trabajadores debido a la caída de ventas: una tendencia que lleva un año y que se acentuó en los últimos meses, según sus directivos.

La filial local de la empresa europea de herramientas de mano inició ante el Ministerio de Trabajo de la provincia el concurso preventivo de crisis. Antes, había gestionado los Repro (en el marco del proceso preventivo de crisis) ante la Nación, pero no lograron respuesta porque la firma no es considerada Pyme.

Los empresarios de Bahco Argentina adjudican la crisis a un menor consumo, por caída del mercado interno, y al ingreso de productos más baratos desde India, China y Taiwán, que compiten en forma desleal con la producción local.

Desplome en las ventas

El gerente de la planta de Bahco en Santo Tomé, Oscar Mántica, explicó ayer que la caída de ventas “comenzó hace alrededor de un año y se intensificó en los últimos seis meses. Ya registramos un 30% de caída de ventas. Esto hizo que se incremente nuestro stock. Para poder seguir trabajando, utilizamos promociones y estiramos los plazos de pago. Esto nos permitió llegar hasta acá”.

Mántica agregó que “la caída de las ventas es por la situación general de la economía y el ingreso de productos asiáticos. Hicimos gestiones, pedidos de Repro en la Nación o alternativas financieras. Pero no tuvimos respuestas positivas. Nosotros somos una Pyme pero no nos consideran así por ser de capitales internacionales”, explicó el gerente en diálogo con LT10.

La suspensión sin goce de sueldos será a partir del 12 de diciembre próximo. “Por dos semanas, para empalmar con las vacaciones. Lo que sí pagaríamos –aclaró Mántica– son las vacaciones. Casi todo el personal tiene 35 días de vacaciones, que debemos pagar por adelantado –y ejemplificó–: Para pagar las vacaciones las tendremos que pedir a un banco porque no tenemos ese dinero”. De ese modo, los obreros volverán a producir recién en febrero de 2017. La empresa criticó que sigan entrando, sin barreras, productos de India, China y Taiwán “a precios imposibles de equiparar por parte de la fábrica”. De hecho, Bahco Argentina lanzó al mercado local, en 2013, una serie de productos de segunda marca (Irimo) para intentar competir con los productos importados “pero se hace muy difícil”.

Reunión con gremios

Durante la semana, directivos de la empresa se reunirán con dirigentes gremiales de la UOM y la Asociación de Supervisores de la Industria Metalmecánica de la República Argentina (Asimra) para negociar los términos en que se aplicará la medida.

El secretario general de la UOM Rosario, Antonio Donello, opinó que “producto de la importación indiscriminada de llaves y la caída del consumo, tenemos a 200 familias en suspenso”.

“Se trata del primer conflicto laboral de magnitud en la zona de Santa Fe capital, después de muchos años, y es consecuencia de medidas económicas tomadas por el gobierno y no por conflictos puntuales en la empresa”, agregó.

Santa Fe protestó contra Macri por incumplir su promesa de poner límites a importaciones

El gobierno santafesino salió a pedirle al presidente Mauricio Macri que establezca medidas para proteger a la industria nacional y denunció que no se cumplió en 2016 con los límites comprometidos para la importación de calzados.

El ministro de la Producción de la provincia, Luis Contigiani, dijo que la “Argentina no puede resignar su vocación industrial y de ser protagonista en el mundo” pero aclaró que hay que hacerlos “sin sacrificar el mercado interno”.

Contigiani pidió “dejar atrás el modelo de acumulación por valorización financiera, rentismo, y crear un modelo de acumulación reproductivo y social” que crear empleos y mejorarles la calidad de vida a los ciudadanos.

El funcionario de la administración del socialista Miguel Lifschitz se quejó así por la recesión que afecta al país y las medidas económicas elegidas por la gestión nacional de la alianza Cambiemos.

p07f2-sc

La caída del consumo interno y de las exportaciones en paralelo con la apertura de importaciones está golpeando a sectores clave de la producción santafesina, como la de calzados, que cuenta con mano de obra intensiva.

Hay fábricas en Rosario, Acebal, Álvarez, Arroyo Seco, Capital, Venado Tuerto, Zavalla, Peyrano, Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez, San Lorenzo, Tortugas, Armstrong, Carcarañá, Cañada de Gómez, Villa Constitución, Alcorta, San Jorge, Reconquista, Frontera, Carlos Pellegrini, entre otras.

En ese sentido, Contigiani dijo en su cuenta de la red social Twitter que el gobierno nacional “se comprometió a no superar 24 millones pares importados en el año” pero el viernes ya se alcanzaron los “25 millones”.

Las importaciones de calzado crecieron 30,1% en cantidades en los primeros nueve meses del año, mientras que la producción cerrará el año en 119 millones de pares, inferior a los 125 millones del año 2015, según un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

Comentarios