Edición Impresa, Sociedad

Ayuda para gatos sin techo

Leoncitos del Parque es un grupo de vecinas de la costa local que alimenta y cuida a decenas de felinos que viven en el centro de la ciudad. También los vacunan, esterilizan y buscan quien los adopte.

agatos-thumb

A la vera del río, en el centro de la ciudad, entre los silos Davis y el parque de España, hay un grupo de gatos que fueron abandonados por sus dueños pero que reciben la atención de un grupo de vecinas. Se trata del grupo Leoncitos del Parque. Cada día, estas vecinas realizan la acción solidaria de llevarles comida y agua a diario y reciben el cariño que sus dueños no les pudieron dar. Esmeralda Contigiani, coordinadora del grupo, explicó a El Ciudadano que además de cuidarlos se les busca adoptantes a través de cadenas de mails, o por medio del sitio web que crearon: http://leoncitosdelparque.blogspot.com.

 “Nos conocimos de casualidad. Cuando podíamos les dejábamos una bandejita con comida y un poco de agua. A veces, cuando yo llegaba al lugar ya habían recibido la ayuda diaria. Entonces, un día esperé para conocer quién era quien le daba y apareció otra vecina. Allí nos fuimos reuniendo para acordar un día específico para cada una y para garantizar que los gatitos tengan comida cada día”, recordó Esmeralda, sobre la creación de este grupo solidario con los felinos.

 La zona habitada por estos ejemplares, que ya suman unos 60, está comprendida entre los silos Davis y el Parque de España, en especial entre los clubes de pesca de la costa central, con quienes las integrantes de Leoncitos han mantenido el diálogo.

“Como mucha gente se acerca a estos clubes y hay muchos gatos dando vueltas, les garantizamos no dejarles comida fresca, sino alimento balanceado –para que no emane olor– y recipientes limpios con agua, para así evitar la propagación de enfermedades como el dengue”, aclaró Esmeralda. Asimismo, si bien hay un cartel que indica que “esta comunidad de gatos está debidamente cuidada por los vecinos”, la coordinadora no quiso dar más detalles sobre el espacio puntual donde se ubican los animales, “porque la gente luego va a ese punto y abandona los suyos”, lamentó.

 Respecto a los adoptantes, Esmeralda Contigiani comentó que cada vez se necesitan más, dado que en algunas ocasiones se encontraron cajas con 7 u 8 gatitos recién nacidos.

 “Muchas veces cada una llevó algunos a sus casas, los limpió, les sacó fotos y se publicaron cadenas de mails, o mostrábamos el pedido de adoptantes en nuestro blog. Es una tarea que merece dedicación”, apuntó.

Leoncitos del Parque está compuesto por diez mujeres que a diario velan por el cuidado de estos animales, más allá de que muchos otros vecinos de la zona les saquen los recipientes, les tiren la comida a la basura, o bien, traten de echar a los felinos de su lugar.

 En tanto, el grupo se ocupa también de vacunar y esterilizar a los ejemplares, gracias al aporte del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa), y de veterinarios que conocen al grupo, por ende les rebaja el precio de las dosis.

 “Dentro del Imusa, buscamos también los animales adultos. Hay muchos adoptantes que nos piden animales grandes, para así no tener que pasar por la etapa de mucha energía que presenta un cachorro, de todas formas les explicamos que a los pocos meses, un gato ya es adulto”, explicó.

 Entre las actividades realizadas por este grupo de “cuidadoras de gatos”, Contigiani recordó que hubo ocasiones en las que los gatos estaban muy enfermos y requirieron de internación. Fue así como colaboradores donaron dinero a la veterinaria donde se hallaba el animal en cuestión y se pudo solventar el tratamiento.

 Por su parte, siguen las reuniones con las autoridades del Imusa para castrar a los gatos que quedan. “Ya tenemos esterilizados al 70 por ciento del grupo de animales, el resto queremos esterilizarlos por el Imusa y que se puedan completar sus vacunas”, dijo la coordinadora.

 En cuanto a los animales que dan en adopción, Contigiani detalló que con el animal va adjunto un pequeño informe que da algunas recomendaciones para su correcto cuidado. El material fue realizado en base a la información brindada por veterinarios y por el mismo Imusa y es excluyente el compromiso de que el gato sea esterilizado a los 6 meses. “Es la única manera de evitar la propagación de enfermedades que afectan al ser humano y también de controlar su reproducción”.

Comentarios