Edición Impresa, Le ponen la firma

Reflexiones

Avanza nuevo pacto fiscal con provincias

Nación y provincias avanzaron anteayer, tras un tenso cónclave, en la fijación de metas de cumplimiento real de gasto (no pasar el crecimiento nominal del PBI) y de reducción del déficit fiscal para 2017 (achicarlo un 10 por ciento) que deberán votarse el martes próximo por los ministros de Economía y luego ser incorporadas en el presupuesto nacional 2017, mientras se continúa con el análisis de un nuevo Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal de la ley 25.917, que entraría en vigencia a partir de 2018.


Nación y provincias avanzaron anteayer, tras un tenso cónclave, en la fijación de metas de cumplimiento real de gasto (no pasar el crecimiento nominal del PBI) y de reducción del déficit fiscal para 2017 (achicarlo un 10 por ciento) que deberán votarse el martes próximo por los ministros de Economía y luego ser incorporadas en el presupuesto nacional 2017, mientras se continúa con el análisis de un nuevo Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal de la ley 25.917, que entraría en vigencia a partir de 2018.

Anteayer, el Comité Ejecutivo del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, que comanda el ministro de Hacienda y Finanzas de Mendoza, Martín Kerchner (UCR-Cambiemos), se reunió en Capital Federal junto a representantes técnicos de Nación y Buenos Aires, Corrientes, Neuquén, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Salta.

El convite fue, en realidad, la reactivación de una discusión tras el cuarto intermedio del jueves último, donde en una accidentada reunión con pocos funcionarios –no llegaron por el inentendible paro aeronáutico– comenzaron a pincelar algunos retoques respecto de la propuesta original de Nación a provincias, las que se resistían al ajuste tras años de excesos de gasto y desequilibrios económicos por doquier.

Muchos distritos del justicialismo –o post kirchneristas– rechazaron la propuesta original, mientras que otros, como por ejemplo Mendoza, no sólo avalaban el esquema, sino que este mismo año tomaron medidas concretas para reducir su déficit. Sobre todo, para 2017.

Las deudas siguen en deuda

Sin embargo, la Casa Rosada no se salvó de las fuertes críticas que recibió de algunas provincias –incluso, de aliadas– por el tema del endeudamiento. Según pudo saber este medio, técnicos que participaron en estas reuniones escucharon fuertes quejas de distritos que tienen solvencia económica, como Corrientes, y quedan al arbitrio de Nación para colocar cualquier tipo de deuda.

Corrientes, con experiencias negativas después de los años kirchneristas, no quiere ver repetida esa situación con el macrismo.

Austeridad pregonada

A este punto de tensión se le suma otro, que es hasta dónde podrá Nación exigir recortes en el gasto y de déficit fiscal, teniendo en cuenta que Casa Rosada debería ser la primera en ponerse como ejemplo de lo que pregona.

“Existió una redacción de consenso sobre la propuesta de reducción del 10 por ciento del déficit fiscal de las provincias y la Nación para el ejercicio fiscal 2017, y que el gasto público no supere el crecimiento de la economía. Un dictamen será tratado el 25 de octubre próximo y, en caso de ser aprobado, será remitido al Congreso para ser incorporado en el dictamen del proyecto de ley de Presupuesto 2017”, señaló anteanoche el parte de prensa emitido por el Consejo.

Apuran borrador

Desde el organismo que comanda Kerchner, además, “se decidió acordar el impulso de una reforma integral del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal (…) con el objetivo de lograr un primer borrador de trabajo para la reunión fijada por el Comité Ejecutivo”, que se desarrollará el 22 de noviembre próximo.

Comentarios