Coronavirus, Región

A rezar con barbijo

Autorizan actividades religiosas individuales y evangelistas piden por reuniones de 10 personas

El gobernador Perotti firmó un decreto por el que se habilitan las actividades religiosas individuales. En cambio, aquellas que impliquen la reunión de varias personas, deberán esperar un tiempo más. En la Legislatura piden que se autoricen reuniones familiares de hasta 10 personas.


Por decreto, el gobernador Omar Perotti autorizó actividades religiosas individuales en iglesias y templos hasta las 20. En cambio, las actividades que impliquen la reunión de varias personas deberán esperar un tiempo más.

El decreto 449/2020 del gobierno provincial exceptúa del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, desde este jueves, a las iglesias y templos de todo el territorio santafesino, pero solo para actividades de carácter individual. Bajo ningún concepto se podrán hacer ceremonias que impliquen la reunión de varias personas.

Según el decreto, las actividades autorizadas se podrán desarrollar solo en horario diurno y hasta las 20. Las iglesias y los templos tendrán que cumplir con las medidas preventivas de distanciamiento social y el uso obligatorio de elementos de protección.

Además, la normativa indica que se deberá desinfectar el calzado de los asistentes y asegurar una adecuada ventilación en los espacios físicos durante las horas habilitadas, además de la limpieza y desinfección de superficies y objetos de uso frecuente.

El decreto de Perotti recomienda “evitar la aglomeración de personas ocupando un porcentaje mínimo de la capacidad de las iglesias, templos y locales de culto” y aclara que rige “la restricción a la celebración de ceremonias que impliquen la reunión de personas”, algo que alcanza a cualquier actividad en los mismos lugares.

 

Piden reuniones familiares

El diputado provincial Walter Ghione, del bloque Somos Familia y Vida, presentó un pedido de informes para que “el Ejecutivo genere un protocolo para que los santafesinos puedan realizar reuniones familiares en sus hogares con un máximo de 10 personas los sábados, domingos y feriados entre las 9 y las 23 horas”.

El pedido del diputado Ghione, pastor evangélico, se basa en que, según los Ministerios de Salud de la provincia y de la Nación, Santa Fe no es zona de circulación comunitaria del coronavirus.

“En los barrios de Rosario se está dando, de hecho”, argumentó Ghione en declaraciones a Radio 2. “Es algo bastante habitual. Por eso deben permitirse las reuniones, regulando horarios y limitando la cantidad de asistentes”.

El legislador propone “que se regule aquello que en la práctica ya se está dando, con un protocolo que se cumpla en todos los lugares”.

“Vimos mucha conciencia de parte de la gente en las salidas transitorias. Debemos llevarlo a los encuentros sociales, regulando los horarios, al menos hasta que veamos una situación más difícil donde tengamos que retrotraer todo”, concluyó el legislador provincial.

Comentarios