Ciudad, Edición Impresa

Aún sin definición sobre el aumento del transporte

El socialismo confía en que podrá lograr los votos para subir la tarifa y disponer otras medidas.

Las conversaciones siguen y nada está cerrado, pero desde el bloque socialista confían en que mañana el Concejo Municipal podrá tratar finalmente diversos temas vinculados al transporte y entre ellos el incremento tarifario. Más aún: hasta sostenían que no sería necesario el doble voto del presidente del cuerpo para desempatar.

En tanto desde la oposición también planteaban que nada estaba asegurado y todo apuntaba a la reunión de la comisión de Servicios Públicos que se haría sobre el mediodía de hoy. Cabe recordar que hace quince días, a excepción de Jorge Boasso –que presentó su propio proyecto para mejorar el transporte–, el resto de los bloques  opositores realizó una conferencia de prensa conjunta en la que insistió en su oposición al incremento tarifario y presentó diversas opciones para incrementar el Fondo Compensador.

Por su parte, en la tarde de ayer el intendente municipal, Miguel Lifschtiz, recibió en su despacho del Palacio de los Leones, tras un pedido de audiencia formulado en la mañana de la víspera, a la concejala de Propuesta Republicana (PRO), Laura Weskamp; al concejal de Intransigencia y Renovación Radical (IRR) Jorge Boasso; a Gonzalo del Cerro, del bloque Convicción Radical Arturo Illia y a los concejales del socialismo Miguel Zamarini, titular del cuerpo;  Clara García, quien preside la comisión de Servicios Públicos, y Pablo Colono.

Según trascendió, en el encuentro el intendente volvió a ratificar la necesidad del incremento tarifario e insistió en el importante desfase entre el costo y el actual valor de la tarifa.

Tras el encuentro la edila del PRO sostuvo que tenía que analizar el tema y que aún no había definición alguna.

Previamente al encuentro la concejala indicó que había solicitado la reunión “para que nos explique las nuevas medidas a implementar para ver si llegamos a un acuerdo”.

Aunque desde el socialismo las conversaciones seguían y ningún vocero se animaba a confirmar detalles, se estimaba que podría establecerse una tarjeta de 40 viajes para trabajadores y usuarios frecuentes, con un costo por viaje 5 centavos más caro que el actual, esto es de 1,65 peso; la tarjeta biviaje a 1,90 peso cada viaje; la de seis viajes a 1,80 cada uno, y el boleto ocasional, con cambio justo, a 2 pesos.

En tanto en la víspera, y ante versiones que indicaban la posibilidad que el concejal Alberto Cortés, del Partido Socialista Auténtico-Proyecto Sur, acompañara al oficialismo, éste lo negó y sostuvo que “deberían estudiarse diversas propuestas para no tocar en absoluto la tarifa”.

Cortés aseguró  que “cualquier aumentó redundará en la disminución de los pasajeros, y dado que el costo total resulta del número de usuarios, esto será un tiro por la culata que terminará perjudicando todavía más al sistema de darse un aumento”. Para el edil del PSA-Proyecto Sur “si no hay subsidios nacionales deberían ser municipales para poder cubrir ese desfase y no tocar la tarifa”.

Por su parte, el edil de Coalición Cívica-ARI, Oscar Greppi, aseguró en declaraciones que realizó a Canal 5 que su posición “es contraria al aumento del boleto” y también dijo que no estaba dispuesto a abstenerse para delegar las facultades del cuerpo al intendente.

Comentarios