Edición Impresa, El Hincha

Aún no lo definió

El entrenador mantendría el esquema 4-3-3, con Emilio Zelaya, Lucho Figueroa y Milton Caraglio.

 

Braghieri por Burdisso es uno de los cambios seguros que hará Cuffaro Russo.
Braghieri por Burdisso es uno de los cambios seguros que hará Cuffaro Russo.

Luego del empate ante Colón, el plantel de Rosario Central ya puso la cabeza en el encuentro de mañana ante Arsenal en el Gigante de Arroyito a las 17 y con el arbitraje de Cristian Faraoni.

Es por eso que el entrenador canalla, Ariel Cuffaro Russo no perdió tiempo y dispuso un entrenamiento ayer por la tarde en el country de Arroyo Seco para ir definiendo a los reemplazantes de los suspendidos Guillermo Burdisso y Jonatan Gómez.

La primera incógnita fue el propio entrenador quien la develó: “Vuelve Braghieri por Burdisso y por derecha iremos viendo”. Las opciones que maneja Cuffaro Russo son las de Milton Zárate y Martín Rivero y, con menos chances, por sus características defensivas, Alexis Danelón.

En el caso de Rivero, el volante sólo jugó ocho minutos en este torneo, cuando entró frente a Chacarita en la cuarta fecha en el Gigante.

“La idea es mantener el sistema. Queremos arrollarlos desde el primer minuto, sabemos que Arsenal no es Colón, que tiene jugadores interesantes, pero nosotros tenemos que ganar en casa”, explicó el técnico.

Por otra parte, Cuffaro se mostró muy satisfecho con el rendimiento del lateral Santiago García: “Nosotros siempre nos manejamos igual, a los chicos hay que llevarlos despacio porque si después les va mal es un retroceso. Es importante entrar cuando el equipo juega bien y gana”.

En definitiva los once para enfrentar a Arsenal serían Hernán Galíndez, Diego Chitzoff, Nahuel Valentini, Diego Braghieri y Santiago García; Milton Zárate o Martín Rivero, Mario Paglialunga y Gervasio Núñez; Emilio Zelaya, Milton Caraglio y Luciano Figueroa.

Además quedaron concentrados Jorge Bava, Cristian Cuffaro Russo, Ignacio Bogino, Paúl Ambrosi, Alexis Danelón, Matías Ballini, Martín Astudillo y Adrián De León.

Comentarios